Widgets Magazine
En directo
    Un migrante en el barco en el Mediterráneo (archivo)

    La ACNUR informa que uno de cada 45 refugiados muere al intentar cruzar el Mediterráneo

    © REUTERS / Stefano Rellandini
    Europa
    URL corto
    0 0 0

    MOSCÚ (Sputnik) — La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) informó que uno de cada 45 refugiados muere al intentar cruzar el mar Mediterráneo, según el periódico alemán Rheinische Post.

    "En 2015, uno de cada 269 refugiados y migrantes murieron, un año después, uno de cada 71 y este año, uno de cada 45", dijo el representante de ACNUR de Alemania, Dominik Bartsch.

    Un total de 2.277 personas se ahogaron el año pasado, y este año, según las Naciones Unidas, la cifra ya ha llegado a 584.

    Desde 2015, un total de 14.867 personas han muerto tratando de cruzar el Mediterráneo.

    Bartsch también comentó la detención en Italia de la capitana de la ONG alemana Sea-Watch 3 Carola Rackete.

    "Por supuesto, Sea-Watch también debe respetar las leyes internacionales y nacionales", dijo Barch, señalando que en una situación de emergencia, la vida y la salud de las personas tienen prioridad.

    "La criminalización del rescate en el mar no puede ser y no será la solución al problema", dijo.

    Rackete y su tripulación tomaron la decisión de entrar en el puerto de Lampedusa el 29 de junio por la noche, pese a la prohibición de las autoridades italianas.

    A bordo del barco amarrado, los oficiales de la Guardia Financiera arrestaron a la activista alemana acusada de ayudar a la migración ilegal.

    Un barco con migrantes en el Mediterraneo
    © REUTERS / Sea-Watch.org/Handout
    Además de una multa de 50.000 euros, Rackete corre el riesgo de ser encarcelada.

    El barco Sea-Watch 3 recogió a los migrantes frente a las costas de Libia el 12 de junio y durante dos semanas esperó la decisión de Italia.

    La ONG incluso presentó una solicitud ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero fue rechazada.

    Inicialmente, el barco acogió a 53 migrantes de África y, al acercarse a la costa de Italia, sus autoridades permitieron el desembarco de 11 migrantes, seguidos de otros dos.

    Después de eso, Sea-Watch 3 entró en las aguas territoriales italianas y estaba a una milla de la costa.

    Cuarenta personas salieron del barco y fueron llevados al Centro de Acogida a Inmigrantes.

    Según el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Enzo Moavero Milanesi, cinco países europeos están listos para aceptarlos: Francia, Finlandia, Alemania Luxemburgo y Portugal.

    Italia propuso enviar el barco a los Países Bajos, bajo cuyo pabellón navega, pero el ministro neerlandés de Justicia y Seguridad, Ferdinand Grapperhaus, dijo que no era responsable de las personas a bordo del barco y que no tenía intención de recibir a migrantes.

    El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, quien hace un año cerró los puertos del país a los barcos dedicados al rescate de migrantes en el mar Mediterráneo, acogió con mucha satisfacción la noticia sobre la detención de Rackete.

    Etiquetas:
    muerte, refugiados, España, mar Mediterráneo, ACNUR
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik