00:40 GMT +311 Diciembre 2019
En directo
    Un cajero automático

    Nuevo Gobierno moldavo, alarmado por movimientos sospechosos en cuentas públicas

    © CC0 / Pixabay
    Europa
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    CHISINAU (Sputnik) — El ministro de Economía en el nuevo Gobierno moldavo, Vadim Brinzan, dio la señal de alarma ante un aumento sospechoso de las sumas que se retiran de cuentas de empresas públicas en Moldavia en medio de una escalada de la crisis institucional.

    "Tenemos información de que últimamente se retiran grandes sumas desde las cuentas de empresas públicas, tanto en efectivo como mediante transferencias a cuentas offshore. El repentino incremento del número y el volumen de esas transacciones dudosas o ilícitas, que no están relacionadas con las operaciones corrientes [...], resulta sospechoso y muy alarmante", declaró Brinzan durante una conferencia de prensa celebrada este 13 de junio.

    El ministro agregó que los socios extranjeros de Moldavia, entre ellos la Unión Europea, EEUU, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo deberían estar atentos.

    "Vamos a auditar rigurosamente todas las transacciones recientes. Los actores económicos con participación estatal que se vean implicados en transferencias ilícitas o dudosas, perjudiciales pare el Estado, tendrán que responder acorde a la ley", advirtió Brinzan.

    La prolongada crisis institucional en Moldavia derivó en una situación de dualidad de poderes a principios de este mes.

    Además: El canciller moldavo tilda de oprobio la crisis política que vive su país

    Las elecciones legislativas de febrero pasado fueron seguidas por tres meses de conversaciones infructuosas entre las principales fuerzas políticas hasta que el Partido de Socialistas de la República de Moldavia (PSRM, prorruso) y el bloque electoral ACUM (proeuropeo) lograron el 8 de junio un acuerdo de mayoría parlamentaria para formar Gobierno en sustitución del anterior, del Partido Demócrata de Moldavia (PDM), a cuyo dirigente, el oligarca Vlad Plahotniuc, culpan de corrupción endémica en el país y secuestro de instituciones del Estado.

    La Corte Constitucional de Moldavia, sin embargo, alegó el incumplimiento del plazo límite para formar coalición; suspendió al actual mandatario moldavo, Igor Dodon, por su negativa a convocar nuevas elecciones y endosó esta tarea en un "presidente interino", primer ministro en funciones y número dos del PDM, Pavel Filip, quien adelantó las legislativas para el 6 de septiembre.

    Para el presidente Dodon, es un intento desesperado de usurpar el poder con la ayuda de jueces de bolsillo.

    Tema relacionado: El presidente de Moldavia pide mediación internacional para asegurar traspaso de poder

    Ya en noviembre de 2018, el Parlamento Europeo manifestó profunda preocupación por el retroceso en las normas democráticas en Moldavia y su deriva hacia "un Estado secuestrado por intereses oligárquicos con una concentración de poder económico y político en manos de un pequeño grupo de personas que ejerce su influencia sobre el Parlamento, el Gobierno, los partidos, la administración pública, la policía, el poder judicial y los medios de comunicación".

    Etiquetas:
    capital, salida, crisis, Moldavia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik