En directo
    Europa
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    CHISINAU (Sputnik) — El presidente moldavo, Igor Dodon, instó a todos los cargos públicos, empleados de los cuerpos de seguridad y militares a que reconozcan al nuevo Gobierno, fruto de un acuerdo sin precedentes que lograron 'in extremis' el grupo parlamentario del Partido de Socialistas de la República de Moldavia y el bloque electoral ACUM.

    "Dentro de nuestro país y en el extranjero se expresa un claro apoyo al nuevo Parlamento y al Gobierno legítimo que representa los intereses de la gran mayoría de nuestros conciudadanos [...] Sé que el 80% de los funcionarios públicos también están del lado del nuevo gobierno, pero sus jefes temen las represalias por parte del gobierno saliente que no tiene ninguna posibilidad de sostenerse", publicó Dodon en su página de Facebook.

    El mandatario moldavo afirmó que los principales socios extranjeros de Chisinau, entre ellos Rusia, Canadá y la Unión Europea, apoyan al nuevo Gobierno legítimo, presidido por Maia Sandu (ACUM), y que la única decisión correcta en este contexto es asegurar el traspaso pacífico del poder.

    "Hago un llamado a todos los funcionarios públicos, empleados de estructuras de seguridad y militares: ¡ustedes pueden convertirse en el elemento fundamental para lanzar el proceso de transferencia pacífica del poder, salvar al país de la desestabilización! En cada ministerio, departamento y agencia tomen la decisión de reconocer al nuevo Gobierno y háganlo público", exhortó el presidente y agregó que "nadie les castigará por ello".

    También: Moscú, dispuesta a ayudar a Moldavia a resolver la crisis política

    Dirigiéndose a los jefes de instituciones públicas, fiscales y jueces, incluidos los de la Corte Constitucional, Dodon expresó la seguridad de que también hay personas honestas y justas entre ellos.

    "¡Más vale renunciar que ser cómplices de los usurpadores!", subrayó.

    La prolongada crisis política en Moldavia se agravó a principios de junio creando una situación de poder dual.

    Las elecciones legislativas de febrero pasado fueron seguidas por tres meses de conversaciones infructuosas entre las principales fuerzas políticas hasta que el Partido de Socialistas de la República de Moldavia (PSRM, prorruso) y el bloque electoral ACUM (proeuropeo) lograron el 8 de junio un acuerdo de mayoría parlamentaria para formar Gobierno en sustitución del anterior, del Partido Demócrata de Moldavia (PDM), a cuyo dirigente, el oligarca Vlad Plahotniuc, culpan de corrupción endémica en el país y secuestro de instituciones del Estado.

    La Corte Constitucional de Moldavia, sin embargo, alegó el incumplimiento del plazo límite para formar coalición; suspendió al actual mandatario moldavo, Igor Dodon, por su negativa a convocar nuevas elecciones y endosó esta tarea en un "presidente interino", primer ministro en funciones y número dos del PDM, Pavel Filip, quien adelantó las legislativas para el 6 de septiembre.

    Además: El canciller moldavo tilda de oprobio la crisis política que vive su país

    Ya en noviembre de 2018, el Parlamento Europeo manifestó profunda preocupación por el retroceso en las normas democráticas en Moldavia y su deriva hacia "un Estado secuestrado por intereses oligárquicos con una concentración de poder económico y político en manos de un pequeño grupo de personas que ejerce su influencia sobre el Parlamento, el Gobierno, los partidos, la administración pública, la policía, el poder judicial y los medios de comunicación".

    Etiquetas:
    Igor Dodon, Moldavia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik