Widgets Magazine
00:48 GMT +319 Octubre 2019
En directo
    Soldados rusos en el aeropuerto de Pristina, Kosovo

    La ofensiva más insolente: el día que Rusia y la OTAN estuvieron al borde de una guerra

    © Sputnik / Yakutin
    Europa
    URL corto
    Por
    262516
    Síguenos en

    Era junio de 1999. Las últimas bombas del bloque atlántico acababan de caer sobre las ciudades yugoslavas. Los serbios aceptaron su destino y acordaron retirarse de Kosovo. Se trataba de la rendición completa de Belgrado, ya que parecía que la ayuda no iba a llegar por ningún lado.

    La OTAN se frotaba las manos mientras se preparaba para adueñarse de Kosovo. Tenían previsto enviar sus fuerzas desde Macedonia del Norte para establecer su control completo sobre esta región serbia. Uno de los lugares de mayor importancia era el aeropuerto Slatina de Pristina, la capital kosovar.

    La razón: Slatina era el único aeropuerto en todo Kosovo capaz de recibir aviones de diferentes tipos, incluidos los militares, de carga y de pasajeros. El control sobre este punto en el mapa significaba prácticamente el control sobre la región entera. Pero los militares de la OTAN no eran los únicos que comprendían el significado de la principal 'puerta' de la capital kosovar.

    Rusia envió un batallón de las Fuerzas Aerotransportadas de Bosnia rumbo a Kosovo. El convoy llegó a Pristina en la madrugada del 12 de junio de 1999. La población serbia de la capital kosovar salió a las calles para saludar a las tropas rusas.

    Por la mañana el grupo de militares rusos alcanzó el aeropuerto Slatina y estableció su control sobre él.

    Sputnik habló con el teniente general Nikolái Staskov, quien, en junio de 1999, era jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Aerotransportadas y uno de los comandantes de la operación rusa en Kosovo.

    Etiquetas:
    Especiales, Pristina, OTAN, Rusia, Kosovo, Serbia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik