En directo
    Europa
    URL corto
    0 14
    Síguenos en

    BELGRADO (Sputnik) — El ministro de Exteriores de la autoproclamada República de Kosovo, Behgjet Pacolli, declaró que Pristina cortaba todo tipo de comunicación con la misión de la ONU en la región (MINUK) a causa de su enfoque sobre la golpiza propinada por la policía kosovar a un funcionario de origen ruso.

    "Hemos cortado la comunicación con MINUK hasta que no se aclare la situación, no podemos considerarlos amigos de Kosovo, la imagen de MINUK actualmente resulta penosa", escribió Pacolli en su cuenta de Facebook.

    El 10 de junio la embajadora de la autoproclamada república en EEUU, Vlora Citaku, aseguró en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que Mijaíl Krasnoschekov había impedido las acciones de la policía, "bloqueó el acceso de la policía con un vehículo de la misión de la ONU" y "se negó a presentar su documento de identidad", agregando que el ruso, al que le diagnosticaron una fractura del pómulo y la mandíbula superior, no tenía heridas graves.

    "Los empleados de MINUK están violando el derecho internacional y la Carta de la ONU, uno de los funcionarios de Naciones Unidas impidió las acciones de la policía, y otro fue detenido anteriormente durante un intento de robo, la misión debería ocuparse de eso, y no de Kosovo".

    El 28 de mayo, efectivos policiales de Kosovo lanzaron en el norte de ese territorio una operación especial bajo el pretexto de combatir el crimen organizado.

    Ese día se produjeron enfrentamientos entre los agentes policiales y serbios locales que se saldaron con varios heridos, incluidos tres policías, un periodista y dos empleados de la ONU, uno de ellos fue el ruso Krasnoschekov, que sufrió lesiones graves en la cabeza, el pómulo y una fractura de la mandíbula superior.

    Te puede interesar: Rusia coordina con la ONU sus acciones sobre la detención de ciudadano ruso en Kosovo

    La Fiscalía de Kosovo insiste en que se debe retirar la inmunidad diplomática al funcionario ruso y llevar a cabo una investigación de sus acciones.

    Kosovo, antigua provincia serbia poblada mayoritariamente por albaneses, proclamó en 2008 una independencia que Belgrado no reconoce.

    Por el momento, la independencia de Kosovo ha sido reconocida por EEUU, Canadá y la mayoría de los miembros de la Unión Europea (UE), pero no goza del reconocimiento de Rusia, China, España, Irán, Israel o Grecia, entre otros países.

    Etiquetas:
    misión, ONU, Kosovo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook