Widgets Magazine
11:54 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Parlamento Europeo en sesión

    "Europa está incapacitada": populistas buscan el poder en la UE y el acercamiento a Rusia

    © REUTERS / Vincent Kessler
    Europa
    URL corto
    7252
    Síguenos en

    El principal problema al que se enfrentarían los políticos europeos después de las elecciones en el Parlamento Europeo, sería el de formar un frente unido para abordar las relaciones con Rusia, opina la periodista Sofía Melnichuk.

    La atención hacia los populistas de ultraderecha aumenta cada año. Actualmente el viceprimer ministro de Italia, Mateo Salvini, conocido por sus declaraciones polémicas, es considerado como el líder de los euroescépticos. Hace un año se produjo un escándalo después de que Salvini llamara a cerrar los puertos para los barcos que rescataban migrantes en el Mediterráneo.

    El líder del Partido por  la Libertad, Heinz-Christian Strache,  la líder de Reagrupación Nacional, Marine Le Pen y el líder de ultraderecha italiana, Matteo Salvini
    © REUTERS / Alessandro Garofalo
    El ambicioso plan de Salvini es crear un gran grupo político formado por los representantes de los diez partidos nacionalistas de la derecha que hay en la UE. Sus principales partidarios son el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, y la líder del partido francés Agrupación Nacional, Marine Le Pen, así como varios políticos alemanes, finlandeses, daneses y estonios.

    "Los euroescépticos tienen muchas ideas en común. Primero consideran que Bruselas tiene un poder excesivo en sus manos. En segundo lugar les preocupa el problema de la autodeterminación de los europeos que, según ellos, están perdiendo su identidad. Esta es la razón por la que los populistas llaman frecuentemente a consolidar las fronteras entre los Estados", destaca la periodista en su artículo para la versión rusa de Sputnik.

    También: Elecciones en Europa: una prueba decisiva que no emociona

    Salvini muestra su descontento con el hecho de que varios medios de comunicación vinculan a sus partidarios con políticos de ultraderecha. Aunque no rechaza el vínculo con el movimiento populista, recuerda Melnichuk.

    "El vice primer ministro italiano destacó que sus partidarios abogan por una política sensata y calificó de extremistas  a los políticos europeos que han gobernado Europa en los últimos 20 años", recalca.

    Ataques de información

    Sin embargo, no todo va tan bien como parece en la familia derechista de la UE. Según la autora del artículo, existe un problema sobre el que sus miembros todavía no han logrado llegar a un acuerdo: las relaciones con Rusia.

    "El acercamiento con Rusia es uno de los puntos obligatorios en el programa político de la mayor parte de los euroescépticos y adversarios del aumento de la influencia estadounidense. Muchos políticos simpatizan con los valores tradicionales promovidos por las autoridades rusas y les gusta la imagen del presidente ruso como padre de la nación", enfatiza la periodista.

    Por eso distintos medios de comunicación acusan a los populistas europeos de recibir financiamiento de Rusia. Acusaciones parecidas fueron lanzadas contra Marine Le Pen. En particular, su partido fue muy criticado después de que se descubriera que Agrupación Nacional obtuvo un préstamo de un banco checo-ruso para financiar su campaña en el 2015.

    "Rusia no nos financia. Es una mentira. Ningún banco europeo quería concedernos un préstamo Y por eso tuvimos que buscarlo en el extranjero. Este banco fue el primero en acceder a prestarnos la suma que necesitábamos. La tasa de interés fue muy mala. Recibimos este préstamo y lo pagaremos", declaró Le Pen.

    Más: Le Pen insta a abolir las listas negras antirrusas, al menos en Francia

    El escándalo con el vicecanciller austriaco y líder del Partido de la Libertad de Austria, Heinz-Christian Strache "echó más leña al fuego", considera la periodista rusa.

    Una semana antes de las elecciones, varios medios de comunicación alemanes publicaron un vídeo en el que la supuesta sobrina del oligarca ruso Igor Makárov dice en el 2017 que varios rusos querían financiar la campaña de Strache a cambio de contratos gubernamentales. El político austriaco, que calificó la publicación de estos materiales como "un deliberado ataque político ideado por las agencias de inteligencia", tuvo que dimitir.

    "Es bien sabido que soy hijo único y no tengo ninguna sobrina. Estamos usando todos los métodos legales asequibles para encontrar a las personas que están detrás de este vídeo", declaró a su vez Igor Makarov, citado por Forbes.

    Divididos por Rusia

    La cuestión acerca de la política que debería aplicarse respecto a Rusia podría convertirse en una piedra en el zapato para los políticos europeos, destacó a Sputnik el politólogo ruso Antón Fritsen. Según el experto, en caso de obtener un buen resultado en estas elecciones los representantes de las fuerzas de derecha podrían introducir un proyecto de ley para cancelar las sanciones antirrusas.

    A su vez, el candidato al Parlamento Europeo por el Partido de Acción letón, Einars Graudins, está seguro de que es necesario normalizar urgentemente las relaciones con Rusia.

    "Nuestro partido es el único de Letonia que dice abiertamente en su programa político: hay que quitar y liquidar las sanciones que han sido impuestas a Rusia. Ahora, es evidente que Europa está incapacitada. La crisis migratoria, así como el hecho de que ni Rusia, ni EEUU, ni China consideran a la UE como un socio serio e independiente, lo ha demostrado", declaró Graudins a Sputnik.

    También: Putin: la UE perdió dos veces más que Rusia por las sanciones contra Moscú

    Sin embargo, no todos los populistas europeos opinan que la UE debería normalizar sus relaciones con Rusia. Los políticos de los países de Escandinavia y del Báltico están en contra de este escenario. El partido polaco de derecha Ley y Justicia es el principal adversario de los ánimos prorrusos en Europa. Aunque Salvini viajó personalmente a Varsovia, los políticos polacos no planean sumarse a su bloque en el Parlamento Europeo, recuerda la periodista rusa.

    "No importa cuántos esfuerzos apliquen los populistas y como crezca el número de sus partidarios, por ahora están lejos de conseguir la armonía en sus filas. Incluso si el electorado les otorga su preferencia en estas elecciones, es una gran pregunta si lograrán formar un bloque unido en el Parlamento Europeo", concluye.

    Las elecciones al Parlamento Europeo son un procedimiento bastante difícil, por ello se celebra durante varios días, del 23 al 26 de mayo. Es necesario que el electorado de cada país deposite su voto. En algunos países los ciudadanos votan por partidos que de antemano presentan sus listas con candidatos al Parlamento Europeo. En otros Estados el electorado vota por candidatos. El número de diputados que podrán representar a cada país se determina en función del tamaño de la población. El mayor número de escaños, 96, pertenece a Alemania (82,8 millones de habitantes), el menor  a Malta (475.000). Los diputados se eligen para un plazo de cinco años.

    Etiquetas:
    elecciones, Parlamento Europeo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik