07:35 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Theresa May, primera ministra del Reino Unido

    May lanza su última baza para aprobar el plan del Brexit en el plazo marcado por la UE

    © AP Photo / Frank Augstein
    Europa
    URL corto
    104
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El Gobierno británico intentará obtener luz verde para los términos del divorcio de la Unión Europea en una nueva votación en el Parlamento de Westminster, prevista para el 29 de marzo.

    Es la última oportunidad que Londres tiene para aprobar el Acuerdo de Retirada dentro del plazo marcado por la Unión Europea como garante imprescindible para aplazar el Brexit hasta el 22 de mayo.

    El 29 de marzo era, casualmente, la fecha original oficial de la salida de Reino Unido del bloque continental y puede ahora precipitar el ocaso político de la primera ministra, Theresa May.

    La jefa del Ejecutivo conservador ha prometido a sus diputados que dimitirá y "un nuevo liderazgo" dirigirá la siguiente fase de las negociaciones con la UE si la Cámara aprueba finalmente el acuerdo este 29 de marzo.

    La portavoz del Gobierno en los Comunes, Andrea Leadsom, presentó la moción que, a diferencia de ocasiones previas, incumbe únicamente a los documentos legales del divorcio y omite la Declaración política sobre la relación futura entre Reino Unido y la UE.

    "Puedo asegurar que la moción cumple los requisitos del Consejo Europeo respecto a su decisión de prórroga (…) para que podamos marcharnos de la UE de una forma ordenada", defendió Leadsom.

    Temas relacionados: La inmensa mayoría de los británicos critica la gestión del Brexit del Gobierno de May

    Varios diputados cuestionaron la legalidad y validez de separar las secciones del acuerdo del Brexit que el Gobierno siempre ha vendido hasta la fecha como un paquete único y complementario.

    May también ha superado, con esta polémica estrategia, el obstáculo de que la moción parlamentaria ha de ser "nueva y sustancialmente diferente" de propuestas sometidas a votación en el mismo curso legal.

    Se trata de una convención del siglo XVII que el presidente de la Cámara, John Bercow, esgrimió días atrás para impedir que May presentara a votación su plan del Brexit por tercera vez, tras dos suspensos pronunciados emitidos por los diputados.

    La primera ministra jugará el 29 de marzo su última baza sin la garantía absoluta de contar con el respaldo de la mayoría de la Cámara.

    "Le dije a mi 'látigo' [jefe de disciplina del partido] que no votaré a favor de este acuerdo aunque me metan una pistola en la boca", desveló el recalcitrante "brexitero", Marc Francois.

    Radio: El debate sobre el Brexit "empantana a la Unión Europea"

    Se estima que entre 20 o 30 miembros del grupo ultra euroescéptico conservador negarán de nuevo su mano a la primera ministra.

    El resultado dependerá en gran medida de la decisión que tome finalmente el Partido Unionista Democrático (DUP), que sostiene al Gobierno minoritario de May.

    En vísperas de la votación, el partido difundió un mensaje en Twitter recordando que sus diez diputados no pueden "firmar algo que dañará la Unión" de Irlanda del Norte con el resto del Reino Unido.

    El DUP demanda cambios sustanciales y con peso jurídico en el protocolo irlandés que contempla mecanismos y garantías en prevención de la instalación de estructuras aduaneras en la isla cuando el Reino Unido salga de la UE.

    Etiquetas:
    política exterior, Brexit, UE, Theresa May, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik