En directo
    El presidente de EEUU, Donald Trump, y la canciller de Alemania, Angela Merkel

    Alemania defiende el Nord Stream 2 y carga contra EEUU

    © AP Photo / Matthias Schrader, pool
    Europa
    URL corto
    2221

    El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, y el de Exteriores, Heiko Maas, hacen campaña a favor del gasoducto Nord Stream 2 para no perder el control sobre su parte del proyecto. A ambos se les está acabando la paciencia con las críticas de EEUU, a las que hasta ahora respondían con cautela, publica el periódico alemán Handelsblatt.

    "Los ataques de EEUU contra el gasoducto [ruso] Nord Stream 2 en el mar Báltico, actualmente en construcción, pesan desde hace meses sobre las relaciones germano-estadounidenses. Durante mucho tiempo, el Gobierno federal solo ha reaccionado con cautela ante las críticas, pero el tiempo de la resistencia silenciosa parece haber terminado", advierte el periodista Klaus Stratmann.

    Según el autor, el propio Altmaier ha dicho al periódico que la construcción del gasoducto está muy avanzada, que, de hecho, ya se han instalado las tuberías en el mar a lo largo de muchos kilómetros y que "el Nord Stream 2 es el chivo expiatorio equivocado". También advirtió que, a pesar de las críticas de Estados Unidos a la idea de que Europa abrace el gas ruso, el Gobierno alemán no intervendrá en el tema porque no hay base legal para ello. Washington siempre se ha basado en las implicaciones políticas de la obra.

    Tema relacionado: Excanciller alemán explica por qué EEUU busca torpedear el proyecto Nord Stream 2

    El ministro de Exteriores, Heiko Maas, también dejó clara una posición parecida antes de visitar Rusia y Ucrania a mediados de enero: el gasoducto no se puede detener ni siquiera por las últimas amenazas vertidas por Estados Unidos contra las empresas alemanas.

    Washington está dispuesto a castigar a las empresas europeas que participan en el proyecto, lo que también incluye a las germanas. Maas advierte que, incluso si las empresas europeas no colaboran en el gasoducto, este se acabará construyendo. Es que el gigante ruso Gazprom se encarga de llevar a buen puerto la mitad de la obra y podría acabar por financiarla completamente si el resto de las empresas se retiran por miedo a represalias al otro lado del Atlántico.

    "Los estadounidenses han estado luchando contra el gasoducto durante meses. (…) Sostienen que el gasoducto aumentará la dependencia de Europa del suministro de gas ruso", indicó Maas.

    Por ahora, el gasoducto cuenta con el apoyo de las empresas energéticas europeas Uniper, Wintershall, OMV, Engie y Shell. Son estas las que financian la mitad del proyecto.

    Stratmann recuerda que quienes critican el proyecto temen que, una vez que se complete, Rusia ya no transporte gas a través de Ucrania, lo que haría que esta fuese irrelevante en el mapa energético europeo. El periodista recuerda, sin embargo, que la Comisión Europea trabaja para que se garantice ese tránsito. "Se trata de los intereses legítimos de Ucrania", señala, y está convencido de que se llegará a un compromiso que garantice el paso de gas más allá de 2019. De hecho, la canciller alemana, Angela Merkel, ligó el destino del Nord Stream 2 a que Ucrania no perdiese su papel de país de tránsito, recuerda Stratmann.

    Eso te puede interesar: El gasoducto Nord Stream 2 al detalle

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    gasoducto, gas, Nord Stream II, Peter Altmaier, Alemania, EEUU, Rusia