Widgets Magazine
En directo
    Aleksandar Vucic, el presidente de Serbia

    Presidente serbio acusa a Occidente de hipocresía en referencia a suministros del gas ruso

    © REUTERS / Marko Djurica
    Europa
    URL corto
    0 90

    BELGRADO (Sputnik) — Estados occidentales actúan con hipocresía respecto a los suministros del gas ruso por el territorio de Europa Occidental y los países balcánicos, declaró el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic.

    "Miren de qué hipocresía se trata", constató el líder serbio al subrayar que "[la canciller federal alemana, Angela] Merkel no cede ni un milímetro, sea cual sea la presión de EEUU en lo referente a Nord Stream 2".

    Agregó que los alemanes ya terminaron todas las obras en su territorio para recibir gas a través del gasoducto ruso.

    Sin embargo, el presidente serbio lamentó que su país fuera privado del derecho de recibir el gas en el volumen adecuado y a precio moderado, como los Estados de la UE, mientras que todas las opciones propuestas a Belgrado cuestan casi el doble.

    "Los territorios de la UE tienen derecho a este gas, ¿por qué nosotros, los serbios, no tuvimos este derecho? La ruta de tránsito pasaría por Serbia, de nosotros el gas se dirigiría en un futuro a Bosnia y Herzegovina", propuso Vucic.

    También: ¿Cuánto dinero perderá Europa si rechaza el Nord Stream 2?

    En su opinión, se mantiene la posibilidad de continuar los suministros parciales del gas ruso por el territorio ucraniano paralelamente con los suministros previstos a través de otro gasoducto, Turk Stream.

    "Serbia tiene que recibir gas de algún lugar, a través de Bulgaria, de Turk Stream, o a través de Ucrania y Hungría, para nosotros solo es importante que el precio sea adecuado", afirmó.

    El 17 de enero Vucic se reunió con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en Belgrado y aseguró que su país desea recibir gas a través del Turk Stream.

    Por su parte, Putin expresó la disposición de Rusia a invertir 1.400 millones de dólares en el tendido del Turk Stream desde Serbia a los países europeos.

    El proyecto Turk Stream incluye la construcción de dos tuberías con una capacidad total de 31.500 millones de metros cúbicos anuales de Rusia a Turquía, a través del fondo del mar Negro.

    El primer ramal del gasoducto, cuya construcción debe finalizarse en 2019, está destinado a suministrar el combustible a los consumidores turcos y el segundo, para el abastecimiento del sur y sudeste de Europa.

    Además: Rusia no descarta aumentar los envíos de gas a Serbia

    La puesta en servicio del gasoducto se espera antes del fin de 2019.

    Además, el proyecto Nord Stream 2 prevé el tendido de dos tuberías de gas con una capacidad total de 55.000 millones de metros cúbicos anuales desde la costa rusa hasta Alemania por el fondo del mar Báltico.

    El gasoducto pasará por las aguas territoriales y/o las zonas económicas exclusivas de Alemania, Finlandia, Rusia, Suecia y Dinamarca.

    Países como EEUU, Ucrania, Letonia, Lituania y Polonia expresan su rechazo a la construcción del gasoducto, advirtiendo que haría aumentar la dependencia del gas ruso.

    Merkel dijo en numerosas ocasiones que Berlín percibe este proyecto como comercial, pero al mismo tiempo vincula su implementación con el mantenimiento del tránsito de gas ruso por el territorio ucraniano.

    Te puede interesar: Rusia aumenta su influencia en el mercado gasístico europeo y asiático

    Rusia por su parte explicó varias veces que se trata de un proyecto puramente comercial y competitivo, que no supone el fin del tránsito del gas ruso a la UE a través de Ucrania.

    Etiquetas:
    suministros, gas, hipocresía, Aleksandar Vucic, Occidente, Serbia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik