Widgets Magazine
En directo
    Mar Negro en Crimea

    Rusia no descarta nuevas provocaciones por parte de Ucrania en 2019

    © Sputnik /
    Europa
    URL corto
    130

    MOSCÚ (Sputnik) — El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, general de Ejército Nikolái Pátrushev, no descartó la posibilidad de nuevas provocaciones antirrusas por parte de Ucrania en 2019.

    "No descarto que Ucrania lance nuevas provocaciones contra Rusia en 2019, ya que es la única forma para Ucrania de conseguir que la comunidad internacional no la olvide, principalmente EEUU y la Unión Europea, cuya confianza en Kiev se está esfumando rápidamente", dijo Pátrushev en una entrevista con el periódico Rossiyskaya Gazeta.

    El destructor Almirante Ushakov de la Flota rusa del Norte
    © Sputnik / Pavel Lvov
    Además, según el funcionario ruso, las provocaciones ucranianas repercuten en las relaciones internacionales en general.

    "De este modo, el incidente en el estrecho de Kerch se utilizó como un pretexto para frustrar la reunión de los líderes de Rusia y EEUU en Buenos Aires", dijo.

    El 25 de noviembre de 2018, tres barcos ucranianos violaron la frontera de Rusia al entrar en aguas provisionalmente cerradas, navegando desde el mar Negro hacia el estrecho de Kerch, que conecta este mar con el de Azov.

    Más: "Yo cumplía órdenes": testimonios de los marinos ucranianos que violaron la frontera rusa

    Las embarcaciones realizaron maniobras peligrosas y desoyeron la exigencia de parar, por lo que fueron detenidas con sus 24 tripulantes, entre ellos dos agentes del SBU, según datos del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB).

    Los marineros ucranianos afrontan en estos momentos un juicio por cruce ilegal de frontera.

    Moscú calificó el incidente del mar Negro como una provocación encargada por el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, para ganar puntos de cara a las elecciones presidenciales del 31 de marzo.

    Actividad terrorista en Rusia

    Pátrushev también comunicó que la actividad de los terroristas en Rusia disminuyó casi a la mitad en los últimos cinco años.

    "En cinco años, la actividad terrorista en el país disminuyó casi un 95%", dijo Pátrushev en una entrevista concedida al periódico Rossiyskaia Gazeta.

    En el año 2018, indicó, se cometieron en Rusia nueve delitos de terrorismo y un atentado terrorista.

    Pátrushev atribuyó la reducción de la amenaza terrorista a la eficaz labor de los servicios de seguridad y orden público, gracias a lo cual se pudo prevenir 36 delitos de carácter terrorista, incluidos 20 atentados.

    En su opinión, la tendencia a la disminución de la actividad terrorista se observa en muchos países del mundo.

    "En 2014, año récord de la actividad terrorista, se perpetraron casi 16.000 atentados, pero ya por segundo año consecutivo no superan los 10.000", dijo Pátrushev.

    Además: El Servicio Federal de Seguridad de Rusia frustra 15 atentados en 2018

    En Oriente Medio —continuó— la actividad de los terroristas disminuyó a la mitad en cinco años, hecho relacionado con la situación en Siria, donde fueron eliminados o dispersados los principales grupos terroristas y comenzó el proceso de reconciliación nacional.

    "A su vez, en el sur de Asia la actividad terrorista disminuyó aproximadamente un tercio los últimos años", señaló Pátrushev.

    En cuanto a Afganistán, comentó que en ese país se registra la actividad terrorista más alta del mundo.

    "Los 15 años de la presencia estadounidense llevaron a la degradación de la situación en Afganistán, y en el caso de Europa, la actividad de los terroristas incrementó porque se hacen pasar por refugiados y utilizan la crisis migratoria como tapadera", explicó el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia.

    Aumento de la presencia militar de EEUU cerca Rusia

    El incremento de la presencia militar estadounidense cerca de las fronteras rusas desestabiliza la situación en el mundo, declaró el secretario del Consejo de Seguridad ruso, Nikolái Pátrushev.

    "El incremento de la presencia militar es una amenaza militar a nuestro Estado, un elemento obvio de desestabilización de la situación en el mundo que promueve una política de desconfianza en lugar de cooperación", dijo Pátrushev.

    Según sus datos, en 2019 la OTAN continuará desplegando cuatro batallones multinacionales en Letonia, Lituania, Estonia y Polonia para "contener" a Rusia.

    Además, señaló Pátrushev, EEUU seguirá reforzando su escudo antimisiles en Europa.

    "La puesta en explotación del sistema antimisil en Polonia, en adición al que ya opera en Rumanía, está prevista para 2020", reveló el secretario del Consejo de Seguridad ruso.

    Recordó también que el número de las bases militares de EEUU en el mundo disminuyó de 1.200 a 800 desde el fin de la Guerra Fría.

    También: La base Fort Trump se emplazaría a 80 km de la frontera rusa

    Durante la cumbre de la OTAN celebrada en julio de 2016 en Varsovia, la Alianza Atlántica aprobó un incremento sin precedentes de su presencia militar en el este de Europa, al decidir emplazar cuatro batallones multinacionales en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia, que en la actualidad cuentan con unos 4.800 efectivos en total.

    El bloque militar explica su ampliación por la necesidad de defenderse ante supuestas amenazas rusas y contener su presunta política de agresión.

    Rusia ha advertido en numerosas ocasiones a la OTAN que la ampliación de este bloque militar socava los pactos de la década de los 90, que proclamaban que nadie garantizará su seguridad a costa de otros, y constituye uno de los mayores desafíos a la estabilidad y la seguridad de Europa.

    Moscú también considera que las acusaciones de la Alianza Atlántica carecen de fundamento real, al no existir acción agresiva alguna por parte de Rusia.

    Política de países del Báltico respecto a rusohablantes

    Pátrushev, declaró que la política que llevan a cabo los países del Báltico en relación con la población rusohablante puede compararse con el apartheid.

    "Tomemos la política de los países del Báltico en relación con la población rusoparlante, en muchos aspectos se le puede otorgar el calificativo de apartheid", dijo Pátrushev, agregando que las personas que hablan ruso tienen en esas repúblicas un estatus de "no ciudadanos" y se encuentran fuera del "campo legislativo de Letonia y Estonia".

    Según el secretario del Consejo de Seguridad, desde que esos territorios se hicieron independientes, entre 750.000 y 800.000 rusoparlantes abandonaron sus territorios.

    Tema relacionado: Presidente letón ratifica el veto a la enseñanza en ruso en universidades privadas

    Para Pátrushev, otro punto "bochornoso" de la política de esos Estados consiste en la discriminación de la lengua rusa como tal, pese a que su importancia crece en muchos países europeos paralelamente al aumento del comercio con Rusia.

    "Las autoridades de los países del Báltico no quieren entenderlo y tratan no solo de perseguir el idioma ruso, sino de declararlo fuera de la ley", destacó el funcionario.

    Pátrushev considera que esos políticos son poco previsores, ya que el potencial de Rusia está aumentando cada vez más, el peso de "la lengua rusa, al igual que el mundo ruso" es cada vez mayor, y el futuro "estará en manos de aquellos negociantes que no solo respeten los intereses rusos, sino además estudien ruso".

    Etiquetas:
    conflicto, terrorismo, seguridad, OTAN, Nikolái Pátrushev, EEUU, Países bálticos, Ucrania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik