Widgets Magazine
En directo
    Jens Stoltenberg, el secretario general de la OTAN

    ¿Se arriesgará la OTAN a aceptar a Kosovo en su seno?

    © REUTERS / Francois Lenoir
    Europa
    URL corto
    161

    Kosovo quiere formar parte de la OTAN porque cree que ello le garantiza la seguridad de su Estado. ¿Pero pondrá Washington en aprieto las relaciones con los miembros de la Alianza que no ven con buenos ojos la creación de un ejército kosovar?

    El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, mantuvo una conversación telefónica con el primer ministro de la República de Kosovo, Ramush Haradinaj, sobre el futuro de la misión militar multinacional presente en el territorio kosovar liderada por la Alianza, la KFOR, y sobre la trasformación de las Fuerzas de Seguridad de Kosovo en un ejército con todas las de la ley.

    Stoltenberg hizo saber al Gobierno kosovar que la KFOR se quedaría pero que, sin embargo, en 2019 la Alianza revisaría hasta qué punto debería garantizar su misión la seguridad del Estado kosovar teniendo en cuenta los recién aprobados nuevos poderes de las fuerzas de seguridad del país.

    Haradinaj se tomó las palabras del secretario general de la Alianza prácticamente como una señal de que la organización apoya la entrada de Kosovo en ella. Desde su cuenta de Facebook, el primer ministro escribió que estaba "complacido por la decisión de la OTAN de apoyar a Kosovo", añadiendo que había compartido con Stoltenberg "la feliz noticia" de la creación de un comité interministerial kosovar sobre integración euroatlántica para la entrada en la organización.

    Te puede interesar: Líder de Kosovo afirma que no hay nada extraordinario en la creación del Ejército

    Kosovo se independizó unilateralmente de Serbia en 2008, que desde entonces esta no reconoce esa independencia. La ley que aprobó el Parlamento kosovar que prevé la creación de un ejército propio sumada a la determinación del joven Estado de entrar en la OTAN ha levantado ampollas en Belgrado, que también forma parte de la Alianza.

    Ljuban Karan es un teniente coronel retirado que formó parte de los servicios de contrainteligencia serbios. Señala a Sputnik que, efectivamente, el objetivo del Gobierno de Kosovo es formar parte de la OTAN porque creen que, de esta forma, su Estado tendrá más garantías de seguir existiendo.

    Subraya, además, que la integración de Kosovo en la Alianza "no será fácil" porque los Estados miembro no están de ninguna forma unidos en lo que respecta a la cuestión del ejército kosovar.

    Tema relacionado: Kosovo: un Ejército para un territorio fallido

    Y es que, como explica Karan, dentro de la propia Alianza crece la resistencia a que EEUU y el Reino Unido dicten al resto de miembros sus propias decisiones. La pertenencia a la OTAN es desde luego el deseo de Pristina, pero "están muy lejos de cumplirlo", advierte. Cree que la inclusión de Kosovo será imposible de completar sin un acuerdo con Serbia. Mientras Belgrado siga sin reconocer su independencia, la pertenencia de la república a alguna organización internacional no es posible, dice.

    ¿Podría EEUU influir en esa situación y hacer que Kosovo sea aceptado en el seno de la OTAN a pesar de las reticencias de Serbia? Ya pasó algo parecido en la Unión Europea, cuando Bruselas, a pesar de la ausencia de unanimidad entre sus miembros, firmó el Acuerdo de Estabilización y Asociación con la república. Karan responde que ni siquiera los estadounidenses pueden pasar por alto los problemas internos de la OTAN.

    "No creo que estén tan interesados en meter en la OTAN a una organización paramilitar como para poner en riesgo las relaciones con unos cuantos miembros importantes de la organización", opina Karan.

    Te puede interesar: Autoridades serbias tildan de 'fuerza de ocupación' al Ejército de Kosovo

    Etiquetas:
    independencia, ejército, OTAN, Jens Stoltenberg, Kosovo, Serbia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik