14:25 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Theresa May, primera ministra británica

    May asiste al Consejo Europeo con la encrucijada irlandesa entorpeciendo el Brexit

    © Sputnik / Alexey Vitvitsky
    Europa
    URL corto
    101

    LONDRES (Sputnik) — La primera ministra británica, Theresa May, está agotando el plazo de tiempo disponible para que el Reino Unido se retire ordenadamente de la Unión Europea, según advierte a Sputnik el analista anglo-irlandés Tom Griffin.

    La dirigente conservadora llegó al Consejo Europeo, que se celebra en Bruselas, sin una fórmula consensuada sobre Irlanda del Norte, la llamada 'backstop' o garantía de que después del Brexit no se levantarán controles fronterizos entre ambas jurisdicciones de la isla.

    "La UE no aceptará una solución del 'backstop' con una fecha límite que permita al Reino Unido divergir de las normativas de la UE de tal forma que sea necesario imponer una frontera dura, socavando el Acuerdo de Viernes Santo", afirma el experto en referencia al puntal del proceso de paz irlandés marcado en 1998.

    La UE propone que los seis condados del noreste de Irlanda —el Ulster británico— continúen dentro la unión aduanera y el mercado único mientras no se formalice un acuerdo de libre comercio con el Reino Unido.

    May ha ofrecido mantener a todo el Reino Unido en un acuerdo aduanero pero pide que este arreglo temporal tenga una fecha de caducidad.

    "Tarde o temprano, el Gobierno británico va a tener que elegir entre mantener a todo el Reino Unido próximo a la UE o consentir una mayor divergencia entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte", afirma Griffin.

    La futura ubicación de los controles aduaneros y regulatorios conforma la espinosa encrucijada que obstaculiza el progreso hacia una retirada pactada de la UE en marzo de 2019, según la fecha oficial.

    Por una parte está la promesa dada por May en la clausura del Consejo de Europa de diciembre de 2017, según le recordó el líder laborista, Jeremy Corbyn, en la última sesión de control parlamentario.

    Además: Euroescépticos británicos preparan nueva rebelión contra el Gobierno May

    "En ausencia de soluciones acordadas (para la frontera irlandesa), el Reino Unido mantendrá alineamiento total con las reglas del Mercado Interno y la Unión Aduanera que, ahora o en el futuro, respalda la cooperación Norte-Sur, la economía de toda la isla y la protección del Acuerdo de 1998", reza el artículo 49 del Informe Conjunto aprobado por el Gobierno británico y el Consejo Europeo hace casi un año.

    Los unionistas norirlandeses amenazan a May con retirar el apoyo parlamentario que sustenta su Gobierno minoritario si el Ulster recibe un trato distinto del resto del país en el acuerdo del Brexit.

    También la facción dura conservadora, que dirige el autodenominado Grupo de Investigación Europea (ERG, por sus siglas en ingles), presiona en contra de una "capitulación ante la UE".

    Tema relacionado: Las Malvinas, un arma contra la oposición en el Reino Unido

    Débil en su puesto de mando, con constantes conatos de rebelión y llamadas al amotinamiento de sus ministros y grupo parlamentario, la jefa del Ejecutivo juega la baza de alargar al máximo la hora de tomar decisiones comprometedoras.

    "Theresa May es muy reacia a afrontar la decisión sobre Irlanda del Norte porque cualquiera de las dos opciones sobre la mesa le puede costar la derrota parlamentaria, ya sea debido al DUP, al ERG o a ambos", resalta el analista y periodista político.

    Licenciado en Ciencias Sociales y Políticas por la Universidad de Bath, Griffin es autor de la tesis doctoral 'Offensive Intelligence: An Epistemic Community in the Transition from Cold War Liberalism to Neoconservatism', sobre la evolución de la derecha desde la perspectiva del espionaje nacional e internacional.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Brexit, Consejo Europeo, UE, Theresa May, Reino Unido