20:07 GMT +315 Octubre 2018
En directo
    Salisbury, la ciudad británica donde fueron envenenados los Skripal (imagen referencial)

    Un medio checo afirma que los sospechosos del caso Skripal lo tenían en la mira en 2014

    © Sputnik / Alexey Filippov
    Europa
    URL corto
    0 03

    PRAGA (Sputnik) — Los ciudadanos rusos sospechosos por Londres del envenenamiento de Serguéi Skripal viajaron en secreto a la República Checa en 2014 donde Skripal se encontraba para reunirse con los representantes de servicio de inteligencia checo, reveló la emisora Radiozurnal que cita a fuentes de los servicios secretos de la República.

    "Dos ciudadanos rusos acusados por las autoridades británicas del envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal viajaron en secreto a la República Checa en octubre de 2014", dice la nota.

    Se agrega que el propio Skripal "también se encontraba en el país" en aquel entonces para "reunirse con los agentes checos a quienes ayudaba a detectar a presuntos espías rusos".

    "Parece que los rusos crearon un grupo de trabajo y espiaron a Skripal mucho antes del intento de asesinato", afirmó una de las fuentes.

    No obstante, ni la agencia de contraespionaje de la República Checa (BIS) ni el Centro Nacional de Lucha contra el Crimen Organizado dieron ningún comentario al respecto.

    Además, el exjefe de las fuerzas de operaciones especiales, que es una unidad estructural de las Fuerzas Armadas de Rusia, Alexandr Diumin, afirmó que no conoce a Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov.

    "Trabajé en el sistema de la dirección general de inteligencia, nunca vi a estas personas, no escuché [sobre ellos] ni los conozco", dijo Diumin a Sputnik.

    Explicó que los servicios de inteligencia rusos "son como una pecera, donde todo el mundo se conoce".

    "Ellos ni siquiera se parecen" a los empleados de servicios secretos, dijo.

    A principios de marzo, Serguéi Skripal, exoficial de inteligencia militar rusa, reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia fueron atacados con una sustancia de efecto neuroparalizante en la ciudad británica de Salisbury.

    Londres responsabiliza a Moscú de estar detrás del envenenamiento de los Skripal y afirmó que la sustancia implicada fue supuestamente desarrollada por Rusia. Moscú, por su parte, rechaza de plano todas las acusaciones.

    Te puede interesar: ¿Investigación o novela policíaca?

    El pasado 5 de septiembre, la Fiscalía británica imputó a dos nacionales de Rusia, Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov, en relación con lo ocurrido en Salisbury.

    La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, afirmó que los dos sospechosos son oficiales de la Dirección General del Estado Mayor de Rusia (inteligencia militar ampliamente conocida por su antigua sigla, GRU) y probablemente usaron identidades falsas.

    El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que las autoridades rusas identificaron a Petrov y Boshírov, que son civiles y que no tienen antecedentes penales.

    En una entrevista con la directora de la cadena televisiva RT y de la agencia de noticias Sputnik, Margarita Simonián, los dos aseguraron que son empresarios que viajaron a Salisbury en marzo como turistas para visitar la catedral de Salisbury.

    Asuntos relacionados: Caso Skripal: más vivo que nunca

    Según el proyecto británico de investigación periodística Bellingcat, Petrov y Boshírov son oficiales del GRU y se llaman en realidad Alexandr Mishkin y Anatoli Chepiga.

    El 8 de octubre el portal comunicó que Mishkin, de 39 años, es un médico militar que adquirió en 2010 la identidad secreta de Alexandr Petrov.

    El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, rechazó comentar la información del proyecto británico al señalar que Moscú no quiere "manejar informaciones" que llegan a través de los medios de comunicación.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    caso Skripal, culpables, República Checa, Reino Unido, Rusia