21:39 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Bandera del Reino Unido (archivo)

    Reino Unido rechaza la entrevista que ofrecieron los sospechosos del caso Skripal

    © REUTERS / Phil Noble
    Europa
    URL corto
    112

    LONDRES (Sputnik) — El Gobierno de Reino Unido desestimó la entrevista que por primera vez dieron los sospechosos del caso Skripal, los emprendedores Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov.

    Los dos empresarios rusos, en una entrevista a la cadena televisiva RT y la agencia de noticias Sputnik, negaron cualquier conexión con los organismos estatales de su país.

    "Para el Gobierno es obvio que estas personas son oficiales de la inteligencia militar de Rusia", dijo a Sputnik un portavoz del Ministerio de Exteriores británico.

    Londres calificó de otra mentira por parte de Rusia la entrevista que ofrecieron los dos empresarios, a quienes el Gobierno de Theresa May acusó el 5 de septiembre de ser los autores del supuesto envenenamiento del exagente de la inteligencia británica Serguéi Skripal y su hija Yulia de 33 años en la ciudad de Salisbury en marzo pasado.

    "La Policía y la Fiscalía identificaron a estas personas como los principales sospechosos", insistió el portavoz.

    Además: Rusia: Occidente actúa como fiscal, juez y verdugo respecto al incidente de Salisbury

    Por su parte la portavoz de la policía británica no comentó a Sputnik la entrevista de esta agencia y la cadena televisiva RT a los sospechosos del incidente en Salisbury, Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov.

    "De momento no tenemos respuesta ni comentario al respecto", dijo la portavoz.

    Anteriormente se dio a conocer una entrevista de la directora del canal y la agencia Sputnik, Margarita Simonián, a los sospechosos que revelaron lo que realmente les había pasado.

    En la entrevista Petrov y Boshírov, que se dedican a la industria del fitness, aseguran que visitaron Salisbury el 3 de marzo en un viaje de turismo.

    "Llegamos a Salisbury el día 3 [de marzo], intentamos pasear por la ciudad pero estaba cubierta de nieve, así que aguantamos justo 30 minutos", reveló Petrov.

    Luego, prosiguió, empapados, regresaron a la estación, pasaron unos 40 minutos en una cafetería y regresaron a Londres.

    Al día siguiente, dijeron los empresarios, volvieron a Salisbury para visitar la antigua catedral gótica y las ruinas de Old Sarum pero tuvieron que regresar antes de lo planeado por el mal tiempo.

    Ambos destacaron que esos sitios estaban llenos de turistas rusos.

    También: Los supuestos sospechosos del caso Skripal reconocen que los nombres divulgados son suyos

    Petrov y Boshírov esperan que las autoridades británicas encuentren a los responsables reales del supuesto envenenamiento de los Skripal.

    "Esperamos que todo se resuelva y la otra parte, la británica, se disculpe por todo lo que provocaron y encuentre realmente a las personas que están implicadas en el caso Skripal", dijo Boshírov.

    Petrov calificó toda esta pesadilla como una coincidencia "fatal".

    "Quisiera que, si realmente encuentran algún día a los envenenadores, por lo menos se disculpen ante nosotros, aunque sea por lo ocurrido durante esta semana o cinco días, ya he perdido la cuenta", destacó el empresario.

    Tema relacionado: Embajador ruso ante la ONU: el Reino Unido busca "inflar la histeria antirrusa"

    Serguéi Skripal, exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, fueron hallados inconscientes a principios de marzo pasado cerca de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury.

    La hija del exagente abandonó el hospital el 9 de abril y fue trasladada a un lugar secreto. Su padre fue dado de alta el 18 de mayo. También recibió la alta médica el detective Nick Bailey, la tercera persona que se expuso al agente nervioso en Salisbury.

    Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongaría por varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento y catalogó el arma como neuroparalizante, supuestamente desarrollada por químicos rusos.

    Además: "La campaña de Skripal retrata a Rusia como un Estado canalla"

    El pasado 5 de septiembre, la fiscalía británica imputó a dos nacionales de Rusia en relación con el incidente de Salisbury, Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov.

    La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, afirmó que los dos sospechosos son oficiales del servicio de inteligencia militar GRU (por la sigla en ruso de la Dirección General de Inteligencia) y probablemente usaron identidades falsas.

    La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, declaró que todas esas informaciones carecen de pruebas y las listas de supuestos 'agentes rusos' sirven a Londres y Washington para justificar 'la caza de brujas'.

    Te puede interesar: Caso Skripal, ¿un intento de acabar con Putin?

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    inteligencia militar, caso Skripal, intoxicación, sospechosos, Scotland Yard, Yulia Skripal, Serguéi Skripal, Margarita Simonián, Salisbury, Reino Unido