23:13 GMT +310 Diciembre 2018
En directo
    Las banderas de China y de la Unión Europea

    Europa opta por China respecto a las sanciones antiraníes de EEUU

    © AFP 2018 / Thierry Charlier
    Europa
    URL corto
    4360

    Al tomar su decisión con relación a las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán, la Unión Europea tuvo en cuenta como otros países, en particular China, podrían ser afectados por la medida estadounidense, consideró un experto.

    El 7 de agosto entró en vigor la primera serie de sanciones restablecidas por Estados Unidos contra Irán. El mismo día, la UE bloqueó las sanciones antiraníes de EEUU para defender los intereses de las empresas europeas.

    Más: La UE pone en marcha mecanismo para contrarrestar sanciones antiiraníes de EEUU

    En una entrevista con Sputnik, Ígor Shatrov, vicedirector del Instituto Nacional de Desarrollo de la Ideología Moderna de Rusia, consideró que "cada vez se escucha más la posición de China", la cual es percibida no como "una reacción de naturaleza económica, sino también como una posición política". A través de la economía, China lleva a cabo su política exterior, apuntó.

    "Irán es el socio más cercano de China. Por lo tanto, es obvio que la UE consideró y evaluó la posición de China acerca de Irán. Eso ya es una tendencia mundial: tomar decisiones precisamente teniendo en cuenta el factor chino", detalló Shatrov.

    Tema relacionado: Trump reitera que EEUU sancionará a los que hagan negocios con Irán

    Para el experto, al restablecer las sanciones antiraníes, "Estados Unidos entró en una guerra comercial con todo el mundo, no solo con China, no solo con la UE, no solo con Rusia, no solo con el propio Irán".

    El 6 de agosto, día anterior al restablecimiento de las sanciones por parte de EEUU, el presidente iraní, Hasán Rohaní, afirmó que China y Rusia le habían prometido contrarrestar las sanciones estadounidenses en el sector bancario, así como en el ámbito de las exportaciones de petróleo.

    Además, el mandatario recordó la participación de Сhina en la modernización del reactor nuclear en la ciudad iraní de Arak. Rohaní también destacó las buenas relaciones que se desarrollan actualmente no solo con China, sino también con la India y los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés).

    Te puede interesar: Japón busca evitar el impacto en su economía de sanciones de EEUU contra Irán

    Según Ji Kaiyun, director del Centro de Estudios Iraníes en la Universidad Jiaotong del Sudoeste, China e Irán están vinculados por intereses económicos, políticos y estratégicos comunes. Las relaciones entre China e Irán corresponden a los intereses de los pueblos de los dos países y a la estructura política en la región y en el mundo.

    "A lo largo de 40 años, Irán siempre ha sido un socio de China en la política internacional. De esa manera, si Irán se encuentra con dificultades, China, considerando obviamente sus propios intereses, así como la situación política, debe ayudarle en la medida de lo posible y lo razonable", consideró Ji Kaiyun.

    A este respecto, algunos observadores pusieron de relieve la reciente declaración del embajador chino en Teherán, Pang Xian, de que China se opone a las sanciones unilaterales de EEUU contra Irán y continuará cooperando con el país de acuerdo con sus obligaciones internacionales.

    En muchos aspectos, la opinión del diario chino Global Times de que las compañías chinas pueden resistir la primera ola de sanciones unilaterales de Estados Unidos también es significativa. En un artículo publicado el 6 de agosto, el medio reconoce que las sanciones afectarán a la economía iraní y debilitarán aún más el rial. Sin embargo, dichas sanciones no tendrán un impacto directo en las empresas chinas que operan en Irán. Las empresas chinas pueden eludir el bloqueo, al ampliar los pagos en yuanes y comprar los principales productos producidos en Irán. Esta tendencia ya existía, apuntó la publicación, citando a expertos chinos.

    Irina Fiódorova, especialista en relaciones chino-iraníes del Instituto de Estudios Orientales de la Academia Rusa de Ciencias, coincide con los expertos chinos:

    "Durante las sanciones anteriores, entradas en vigor antes del acuerdo sobre el programa nuclear de Irán, China redujo las compras de petróleo iraní. Por otro lado, aprovechó la salida de muchas empresas europeas del mercado iraní y aumentó en gran medida su cooperación con Irán", recordó Fiódorova.

    La experta consideró, además, que "ambas partes aprendieron a eludir las restricciones financieras impuestas por Estados Unidos sobre el uso del dólar como moneda de negocios y sobre las limitaciones de las empresas que invirtieron en Irán".

    "China e Irán tienen una gran experiencia en evitar sanciones y una gran experiencia en el desarrollo de la cooperación durante las épocas de sanciones. No es accidental que el presidente iraní llame la atención sobre China en su discurso a la nación en vísperas de la entrada en vigor de la primera ronda de sanciones contra Irán", concluyó.

    Tema relacionado: Rohaní: Trump busca librar una guerra psicológica con Irán

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Irán califica de 'truco publicitario' la propuesta de Trump de negociar nuevo pacto nuclear
    La receta contra EEUU en la guerra de sanciones con Irán
    La UE lamenta que EEUU haya restablecido las sanciones contra Irán
    Etiquetas:
    sanciones, UE, Irán, China, EEUU