17:59 GMT +322 Septiembre 2018
En directo
    Petró Poroshenko, el presidente de Ucrania

    "Cualquier paso solo agravará la situación": el dilema de Poroshenko sobre el mar de Azov

    © AFP 2018 / Tobias Schwarz
    Europa
    URL corto
    1380

    Varios diputados del Parlamento ucraniano exigen que se rescinda del acuerdo con Rusia sobre el uso del mar de Azov. El politólogo Pável Salin compartió con Sputnik por qué en este asunto Kiev tiene todas las de perder.

    El pasado 10 de julio, diputados del partido Samopomosch registraron en la Rada Suprema —Parlamento ucraniano— un proyecto de ley que prevé rescindir del acuerdo entre Ucrania y Rusia sobre la cooperación en materia de navegación en el mar de Azov y el estrecho de Kerch.

    Durante la sesión, el promotor del proyecto, Semión Semenchenko, tocó el tema de la construcción del puente de Crimea y exhortó al presidente Petró Poroshenko a condenar "las acciones agresivas de Rusia en el mar de Azov".

    No es la primera vez que diputados ucranianos proponen medidas que buscan confrontar a Rusia en la región. A finales de mayo, el partido Unión de Patriotas Ucranianos (UKROP) pidió cortar relaciones con Rusia e imponer un bloqueo de todos los puertos rusos en el mar Negro y de Azov. Además, los parlamentarios exigieron al Gobierno tomar bajo control las aguas del estrecho de Kerch y establecer una patrulla marítima.

    Además: Poroshenko promete izar la bandera ucraniana en Sebastopol y así fue la reacción de Rusia

    El politólogo Pável Selin, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad de Finanzas del Gobierno de Rusia, considera que todas estas propuestas están enfocadas hacia un público puramente interno.

    "La actual Ucrania está viviendo una campaña presidencial no declarada, además de otra ronda de especulaciones sobre unas elecciones anticipadas. Por lo tanto, todas estas propuestas se deben ver a través del prisma de la política interna de Ucrania. Y es que desde el punto de vista de política externa Ucrania no tiene opciones para maniobrar", señala el politólogo.

    Se rompa el tratado o no, la realidad es que la situación en el mar de Azov ha cambiado drásticamente tras la reintegración de Crimea con Rusia y la construcción del puente sobre el estrecho de Kerch. Por lo tanto, en Kiev deberán seguir las nuevas reglas de juego, sugiere Selin.

    De acuerdo con el experto, el nuevo proyecto de ley está dirigido a socavar la autoridad del actual presidente, Petró Poroshenko, ya que de antemano se sabe que ninguna de las soluciones jugará a su favor.

    "Él está frente una encrucijada de zugzwang, como dicen en el ajedrez: cualquier paso que dé solo agravará la situación. Si se inclina por no rescindir el tratado será acusado de 'jugar a favor de Rusia'. Si les sigue juego, básicamente no obtendrá ninguna ventaja y solo se buscará más problemas", especifica Selin.

    En 2003, Moscú y Kiev llegaron a un acuerdo sobre el uso de las aguas del mar de Azov y el estrecho de Kerch. Según el documento, estos territorios son aguas interiores compartidas por Rusia y Ucrania. El acuerdo define las reglas para el movimiento de buques mercantes y buques de guerra en el área y también aborda las cuestiones de la cooperación ruso-ucraniana en el campo de la navegación.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    "Querían hacer de mí un verdugo": quién crea en Ucrania escuadrones de la muerte
    Timoshenko da los primeros pasos para desbancar a Poroshenko del sillón presidencial
    Poroshenko llama a "sellar" la frontera con Rusia y desplegar allí cascos azules
    Etiquetas:
    Petró Poroshenko, mar de Azov, Ucrania