08:37 GMT +322 Octubre 2018
En directo
    Especialistas de las unidades antiquímicas trabajan en relación con el caso Skripal en Salisbury (archivo)

    Experto ruso advierte sobre la amenaza de sustancias tóxicas del Reino Unido para Europa

    © AP Photo / Andrew Matthews
    Europa
    URL corto
    Amesbury, escenario de un nuevo envenenamiento en el Reino Unido (48)
    121

    MOSCÚ (Sputnik) — El Reino Unido necesita aumentar el control sobre el almacenamiento de sustancias tóxicas para evitar que se propaguen por toda Europa, declaró el miembro del Consejo para Política Exterior y Defensa de Rusia y exagente del Servicio Federal de Seguridad (FSB), Alexandr Mijáilov.

    La víspera, la policía del condado británico de Wiltshire, comunicó que dos personas fueron halladas inconscientes en Amesbury el 30 de junio y hospitalizadas por intoxicación con una sustancia neuroparalizante tipo Novichok, denominación que Londres utiliza para referirse al veneno detectado a principios de marzo a unos 10 kilómetros al sur de Amesbury, en Salisbury, en el marco del caso del ex agente doble Serguéi Skripal y su hija.

    "El envenenamiento de los Skripal tenía un evidente subtexto político, pero el nuevo incidente ya no busca comprometer a Rusia, se trata de una  amenaza grave a la seguridad no solo del Reino Unido, sino de la de otros países, hay que controlar esta cuestión", dijo Mijáilov.

    Mijáilov advirtió que existe amenaza de que las sustancias químicas puedan propagarse por Europa y llegar hasta Rusia.

    Asimismo, resaltó que el tema del almacenamiento seguro de las sustancias químicas en el Reino Unido debe incluirse en la agenda de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

    Además: ¿Por qué se le ve el plumero a la última versión británica sobre el Novichok?

    "La propagación no controlada de sustancias venenosas conlleva amenazas serias, las autoridades británicas necesitan dar explicaciones de cómo almacenan las sustancias químicas", indicó.

    Inicio de investigación

    Mientras tanto, el ministro de Interior del Reino Unido, Sajid Javid, se dispone a presidir una reunión del comité oficial de emergencia ante el nuevo doble caso de intoxicación registrado en el condado de Whiltshire con un agente nervioso Novichok (A234), según la identificación difundida por Scotland Yard de la sustancia.

    Javid hará una declaración sobre el incidente en la Cámara Baja del Parlamento de Westminster una vez concluido el encuentro del llamado comité Cobra.

    Los afectados —Dawn Sturgess, de 44 años, y Charlie Rowley, de 45— siguen en estado crítico en el hospital de Salisbury donde fueron tratados el ex doble agente Serguéi Skripal y su hija Yulia.

    Ambos enfermaron a distintas horas del sábado 30 de junio y fueron consiguientemente trasladados en ambulancia desde el domicilio de Rowley, en la localidad de Amesbury.

    Tema relacionado: Cómo los casos 'químicos' quiebran el actual orden mundial

    Scotland Yard ha tomado el control de la investigación en la que trabajan un centenar de detectives de la brigada nacional antiterrorista, además de agentes de policía de este condado del suroeste de Inglaterra.

    Las autoridades británicas no han confirmado si la sustancia detectada en la pareja de Amesbury procede de la misma remesa de gas neuroparalizante empleada en el ataque contra los Skripal el pasado marzo.

    "No estamos preparados a decir si el agente nervioso era del mismo lote del que fueron expuestos los Skripal", ha declarado el subjefe de Scotland Yard, Neil Basu.

    La agencia de protección sanitaria ha recomendado tomar precauciones a los residentes de la zona aunque asegura que "no hay riesgo significativo para el amplio público".

    Serguéi Skripal, exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, fueron hallados inconscientes cerca de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury.

    Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongaría por varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento y catalogó el arma como un neuroparalizante de la clase Novichok, supuestamente desarrollada por químicos rusos.

    Moscú rechaza las acusaciones de Londres, que considera infundadas, y sigue reclamando acceso a las pruebas para poder colaborar con la investigación.

    También insiste en el acceso consular a los Skripal, habida cuenta de que los dos mantienen nacionalidad rusa. Si no necesitan ayuda, deberían decirlo en persona para eliminar las sospechas de que se trata de una detención forzada o un secuestro, según la Cancillería rusa.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Amesbury, escenario de un nuevo envenenamiento en el Reino Unido (48)

    Además:

    Canciller ruso asegura que el caso Skripal "se desmorona" ante la falta de pruebas
    Scotland Yard: jueces interrogaron a más de 900 testigos del caso Skripal
    Médicos británicos critican a las autoridades por su actuación en el caso Skripal
    Etiquetas:
    envenenamiento, Novichok (gas), Yulia Skripal, Serguéi Skripal, Reino Unido, Rusia