23:14 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Presburg Castle in Bratislava

    Soros se vuelve "palabra prohibida" en Eslovaquia

    CC BY-SA 2.0 / Guillaume Speurt / Presburg Castle in Bratislava
    Europa
    URL corto
    0 160

    Unos 100 días después del asesinato del periodista Jan Kuciak, Sputnik habló con el cantante de ópera y político eslovaco, Dusan Jarjabek, sobre la situación en Eslovaquia. Según él, la supuesta crisis política en el país es provocada por ciertos círculos mediáticos.

    En sus declaraciones a la agencia de noticias, el jefe del comité para la educación, ciencia, deporte, juventud, cultura y medios de comunicación del Parlamento, señaló que algunas palabras y expresiones, como Soros o control de organismos sin fines de lucro, se vuelven "prohibidas" en Eslovaquia.

    "Si uno usa alguna de estas palabras, será inmediatamente condenado por ciertos medios. En la sociedad no hay equilibrio ahora, está dividida, lo cual es malo, pero es posible que sea lo que alguien estaba tratando de lograr", comentó Jarjabek.

    Según el político, el ambiente en el país cambió tras el asesinato de Jan Kuciak y su prometida Martina Kusnirova. La Policía declaró que la muerte de Kuciak "podría estar" relacionada con una investigación periodística que estaba llevando a cabo sobre presuntos vínculos entre los principales políticos de Eslovaquia y la mafia italiana.

    Sin embargo, Jarjabek está seguro que la política no tiene nada que ver con la muerte del periodista, sino que detrás de la situación "están ciertos círculos mediáticos, a los que se une la oposición".

    Más: ¿Es la caída del Gobierno de Eslovaquia la culpa del presidente y medios?

    Jarjabek observó que "las manifestaciones [opositoras] reúnen unas 150.000 personas, lo que es bastante, pero hay mucha más gente [que apoya al Gobierno] que no comparte sus ideas". Mientras tanto, los partidos de la coalición que gobierna no movilizan a sus partidarios porque unas protestas masivas, según el político, podrían volverse incontrolables.

    "Estaría muy feliz si se llevara a cabo una investigación normal. No es tan importante quién es el asesino, sino quién lo encargó. Esta revelación nos explicaría muchas cosas".

    Últimamente, el problema de la persecución de los periodistas —el asesinato de una periodista maltesa, el de Kuciak- se ha convertido en algo especialmente actual. Recientemente, Kiev detuvo a Kiril Vishinski, director del portal RIA Novosti Ukraina, sospechado de apoyar a las autoproclamadas repúblicas de Donbás.

    "Siento el efecto de dobles estándares en relación con Rusia y Ucrania", comentó al respecto el político eslovaco.

    "Hace poco escuché una noticia en la televisión eslovaca, según la cual, Ucrania pagó 400.000 dólares para que el presidente Poroshenko se tomara una foto con Donald Trump e intercambiara algunas frases con él", agregó.

    El Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania no pudo encontrar esta suma, por eso lo pagó una empresa privada, denuncia Jarjabek.

    "Increíble. Esto es corrupción al más alto nivel, ¿no?", se preguntó.

    Asunto relacionado: El amor de EEUU a Ucrania no es gratuito

    De acuerdo con Jarjabek, la televisión local habla de los rusos como agresores en el conflicto y de Ucrania como víctima.

    "Creo que algo está mal aquí, como si obtuviéramos menos información desde el otro lado", comentó.

    Además, el político mostró su descontento en relación con las sanciones de la Unión Europea porque "no han ayudado a nadie".

    "Creo que se trata de un negocio beneficioso para un grupo pequeño de personas, que se enriquece de esta manera. Y el hecho de que esto ocurra a nivel internacional es simplemente increíble. No quiero lavarme el cerebro con la propaganda occidental solo para aceptar que un rico obtenga un mejor trato económico", concluyó Dusan Jarjabek.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    política, medios, periodistas, asesinato, Eslovaquia