En directo
    Europa
    URL corto
    26307
    Síguenos en

    Si bien los líderes de la OTAN aseguran que sus acciones no están dirigidas contra Rusia, su actuación no coincide con estas declaraciones, escribe el especialista en política exterior Ted Galen Carpenter en su artículo para la revista The National Interest.

    Tal vez el ejemplo más reciente de este comportamiento de la OTAN sea la solicitud de duplicar el contingente norteamericano desplegado en Noruega realizada por el propio Oslo a Washington.

    Según el periodista, Oslo quiere alojar efectivos adicionales de EEUU en el norte de Noruega, a un poco más de 410 kilómetros de su frontera con Rusia, mientras que ahora las fuerzas estadounidenses se encuentran solo en la parte central de Noruega, es decir, lejos de la zona fronteriza. 

    Además, los 330 soldados estadounidenses que se encuentran hoy en día en el territorio noruego son sustituidos constantemente por EEUU. Si Washington aprueba la solicitud de Oslo, el número de militares podría llegar a los 700 efectivos, opina Carpenter. 

    Más: El objetivo que persigue la OTAN con la actividad creciente de submarinos en el Ártico

    De acuerdo con el autor del artículo, la permanente rotación de las fuerzas de EEUU permite a los noruegos cumplir con la promesa que hicieron a Moscú en 1949, cuando Oslo pasó a formar parte la OTAN. En aquel año, las autoridades noruegas prometieron que no permitirían desplegar bases permanentes del país norteamericano en su territorio. La actual ministra de Asuntos Exteriores de Noruega, Ine Marie Eriksen Soriede, reiteró recientemente que Oslo sigue cumpliendo su promesa y los militares de EEUU se encuentran solo de manera temporal. 

    "Es un truco cínico que no conseguirá engañar a nadie y menos a Vladímir Putin y sus colegas del Kremlin", escribe Carpenter.

    Aunque las autoridades noruegas aseguraron que el nuevo despliegue de tropas no estará dirigido contra Rusia, el experto considera que estas palabras no tienen credibilidad, dado que la solicitud de Noruega llegó justamente varios días después de que nueve países de la OTAN exhortaran a aumentar la presencia de militares extranjeros en su territorio.

    A su vez, Soriede destacó que no ve motivos serios para que Rusia reaccione a estos planes de Oslo.

    "Hay que darle crédito [a Soriede] por ser capaz de hacer estar declaraciones como si no pasara nada. No obstante, este claro engaño es una vieja característica de la política de la OTAN respecto a Moscú", escribe el experto. 

    También: La OTAN vuelve a apostar por la militarización de Europa

    El analista destaca que incluso durante la Guerra Fría los oficiales occidentales insistían en que la Alianza no estaba dirigida contra la URSS, aunque era obvio que la OTAN era precisamente un mecanismo militar que se utilizaba para contener a la potencia soviética. 

    "EEUU y la OTAN tienen que tomar una actitud más realista [hacia Rusia]. Cualquier país consideraría la conducta de la Alianza poco amistosa o incluso amenazante. La repetición de estas acciones, mientras que [los funcionarios] niegan cínicamente sus hostiles intenciones, puede conducir a un error de cálculo y a una catastrófica confrontación", resume Carpenter.  

    Además:

    Los 'segadores' estadounidenses llegan a Polonia para enojar a Rusia
    Embajador ruso: despliegue de tanques de EEUU en Polonia violará el Acta Rusia-OTAN
    Rusia tendrá en cuenta los planes de la OTAN en el este de Europa
    Etiquetas:
    militares, OTAN, EEUU, Noruega, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook