En directo
    Un tramo del Nord Stream 2 en la República Checa

    La Casa Blanca "no se detendrá ante nada" para sabotear el Nord Stream 2

    © AP Photo / Petr David Josek
    Europa
    URL corto
    559

    La Administración Trump ve como su última esperanza para sabotear la construcción del Nord Stream 2 imponer sanciones a las empresas europeas, el proyecto ruso gasístico para Europa, escribe el portal Foreign Policy citando a diversas fuentes.

    Las fuentes, según el portal, señalan que la Casa Blanca "no se detendrá ante nada para bloquear el Nord Stream 2". Las fuentes añaden que algunos políticos estadounidenses están estudiando otras formas de bloquear un proyecto que ya lleva cola, pero que figuras importantes dentro de la administración del presidente ven ahora las sanciones como una opción cada vez más plausible.

    "Las medidas podrían aumentar la tensión en las relaciones entre Estados Unidos y Alemania, donde la clase política está muy enfadada con los movimientos comerciales punitivos del presidente Donald Trump, con su decisión de abandonar el acuerdo nuclear iraní y con otras cuestiones", advierte Foreign Policy.

    Sin embargo, la oposición que desde Washington se muestra a la construcción del gasoducto ruso no es nada nuevo. Es una tónica que se sigue repitiendo desde 2015 con el miedo de fondo a que Ucrania se convirtiese en un país irrelevante, ya que el nuevo gasoducto no pasará por territorio ucraniano.

    Quienes más han mostrado su rechazo al proyecto, aparte de los políticos estadounidenses, han sido los países de Europa del Este y de Europa central. Tienen miedo de que el Viejo Continente pase a depender más del gas ruso y, como consecuencia, que Moscú esté más cerca de ellos. El Nord Stream 2 duplicará el paso de gas natural.

    Foreign Policy revela que desde el Departamento de Estado norteamericano han dejado caer que las empresas que participan en el proyecto están tomando parte en él bajo su propio riesgo.

    "Hemos sido claros en cuanto a que las empresas que colaboran [en el Nord Stream 2] están adhiriéndose a un proyecto que puede sufrir el riesgo de ser sancionado", ha señalado uno de los portavoces del Departamento de Estado al portal.

    Esto te puede interesar: EEUU llama a la UE a bloquear la construcción del Nord Stream 2

    La ausencia de consonancia se hizo patente durante la visita del ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, a Washington a mediados de mayo. Maas no tuvo reparos en manifestar las desavenencias entre ambos países, no solo en lo referente al gasoducto, sino también en lo que respecta al acuerdo nuclear iraní y a la política comercial entre aliados. A ello se suma la retórica con la que se dirige Trump a Berlín, a quien culpa de gastar miles de millones de dólares en un gasoducto mientras no cumple con sus obligaciones en política de defensa como miembro de la OTAN.

    La mismo portavoz del Departamento de Estado ha admitido que en el Gobierno estadounidense todos tienen claro que el Nord Stream 2 hará a Europa más dependiente del gas ruso "en un momento en el que las actividades de Rusia se han vuelto cada vez más peligrosas e impredecibles", según la fuente.

    La opinión del Gobierno norteamericano coincide con la legislación en materia de sanciones que el Congreso tramitó en 2017, en parte para, como recuerda Foreign Policy, "atarle las manos a Trump" para que no toque la política que EEUU quiere practicar con el Kremlin.

    Tema relacionado: Rusia, dispuesta a ampliar la lista de participantes del proyecto Nord Stream 2

    "Si la Casa Blanca se toma en serio su objetivo con el Nord Stream 2, se tratará de un cambio notable", advierte Tim Boersma, experto en energía del Centro de Políticas Energéticas Globales de la Universidad de Columbia, citado por el portal. Añade que la brecha en las relaciones entre EEUU y Europa, patente desde principios de 2018, podría explicar el cambio de enfoque con el que la Casa Blanca ha tratado hasta ahora el gran proyecto gasístico ruso.

    Si finalmente EEUU aprieta el gatillo, empresas europeas como las alemanas Wintershall Holding y Uniper, la francesa Engie y la neerlandesa Royal Dutch Shell se verán afectadas. Y eso pasará en un momento en el que el proyecto ya cuenta con casi todos los permisos nacionales necesarios para tirar adelante.

    En marzo de 2018, las autoridades alemanas dieron luz verde para construir el tramo —de 85 kilómetros— que debe pasar por territorio teutón, y los trámites para obtener los permisos de Dinamarca, de Finlandia y de Suecia parece que llegarán a buen puerto.

    "Está claro que el único que puede detener el Nord Stream 2 ahora mismo son las sanciones de Estados Unidos", según otra fuente consultada por el portal, un diplomático europeo que trabaja en temas energéticos. "Si Estados Unidos no toma una medida extrema, el Nord Stream se construirá", añade.

    ¡No des luz verde al Nord Stream 2! Trump intenta atraer a Merkel a la posición de EEUU
    © Sputnik /
    ¡No des luz verde al Nord Stream 2! Trump intenta atraer a Merkel a la posición de EEUU

    Además:

    Tribunal alemán declina la demanda de ecólogos presentada contra Nord Stream 2
    "La OTAN no pinta nada en el Nord Stream 2"
    Moscú no se opone al tránsito de gas por Kiev tras puesta en servicio de Nord Stream 2
    Contraofensiva mediática: los inversores del Nord Stream 2 responden a los argumentos de EEUU
    Etiquetas:
    gas natural, gasoducto, Nord Stream II, Donald Trump Jr, Unión Europea, Europa, Europa del Este, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik