En directo
    Europa
    URL corto
    272
    Síguenos en

    El 15 de mayo se reanudó en Alemania un proceso judicial contra varios exempleados del fabricante de armas alemán Heckler & Koch (H&K) por suministros ilegales de armas de fuego a los estados mexicanos de Chiapas, Chihuahua, Guerrero y Jalisco.

    Según declaró a Sputnik el activista pacifista y denunciante en Alemania de H&K, Jürgen Grässlin, este ha sido el juicio "de mayor escala" en la historia del país "en cuanto a las ventas de armas de fuego, como pistolas, pistolas ametralladoras o rifles de asalto".

    El experto recordó que, en total, H&K entregó 4.702 rifles de asalto a México. 

    "Triada de la muerte"

    Grässlin señaló que no estaba de acuerdo con los resultados del primer día del juicio, ya que "solo fueron acusados los empleados de H&K, pero quisiera que toda la 'triada de la muerte' —es decir, la Oficina Federal de Economía y Control de las Exportaciones y el Ministerio Federal de Economía— también terminara en el banquillo de los acusados".

    De acuerdo con Grässlin, fue el Comité del Consejo de Seguridad de Alemania el que organizó los polémicos suministros a México. El experto afirmó que las primeras aprobaciones para las exportaciones de los rifles de asalto F36 fueron concedidas antes de 2005. Asimismo, la mayor parte del lote —en total, más de 8.000 armas— fue aprobada por la propia canciller Angela Merkel y el entonces ministro de Economía y Energía, Michael Gros, pese a la catastrófica situación en cuanto a los derechos humanos y la guerra contra el narcotráfico en México. Según Grässlin, la mafia mexicana colabora estrechamente con los servicios de seguridad, la policía y los militares del país. Entre 2006 y 2012, más de 100.000 personas fueron asesinadas en México con armas de fuego, en su mayoría rifles, afirmó.

    Ocho años hasta el juicio

    El experto alemán también declaró que, pese a que la Fiscalía de Stuttgart difundió en abril de 2010 numerosos documentos, vídeos e imágenes que demostraban los suministros ilegales de armas alemanas a México, hicieron falta ocho años para iniciar el proceso judicial.

    Por su parte, los empleados de H&K no reconocen su culpa y declaran que solo entregaron armas al Ministerio de Defensa de México. 

    "Lo que pasó en México salió de nuestro control y de nuestra supervisión", afirmaron los acusados.

    No obstante, según Grässlin, esto es falso. El experto destacó que los miembros del consejo firmaron todas las autorizaciones para los envíos a las provincias mexicanas, incluyendo facturas en hoteles.

    El experto afirmó que quería hacer justicia por las víctimas que son asesinadas con las armas de H&K a diario. Según Grässlin, este caso supone una violación de la Ley sobre el control de armas y la de comercio exterior, además de constituir un ejemplo de tráfico ilegal de armas de guerra. Grässlin también recordó que, según los datos de un estudio llevado a cabo por el Comité Internacional de la Cruz Roja, tres cuartas partes de las víctimas de guerra en el mundo son asesinadas con pistolas y rifles. 

    Más: El Congreso de México pide investigar compra ilegal de armas a Alemania

    Además:

    Un fusil de asalto que puede desencadenar un 'conflicto' entre EEUU y Alemania
    Tráfico mundial de armas debe regularse para evitar violaciones de DDHH
    Etiquetas:
    suministros, armas, Heckler & Koch GmbH, Jürgen Grässlin, México, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook