En directo
    Banderas de la UE frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas

    La Comisión Europea critica falta de solidaridad entre países de la UE en temas migratorios

    © REUTERS / Yves Herman
    Europa
    URL corto
    0 02

    BRUSELAS (Sputnik) — El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, mostró su descontento ante la falta de solidaridad que muestran los países de la UE ante algunos problemas actuales, entre ellos la crisis de migrantes.

    "Para mí resultan chocantes las rupturas y grietas en la solidaridad que aparecieron en el contexto de la crisis migratoria, que todavía nos afecta", dijo el político al intervenir en una conferencia en Florencia.

    Según Juncker, algunos europeos se comportan como trabajadores de plantilla, "que siempre están presentes", y otros, como si hubieran sido contratados solo para media jornada.

    "A veces participan en la labor común, a veces no vienen al trabajo, pero siempre hablan mucho, espero que todos los países de Europa trabajen la jornada completa", advirtió, agregando que el sistema de Dublín no funciona, resulta necesario crear un nuevo sistema para brindar refugio.

    La Convención de Dublín (conocida igualmente como el sistema de Dublín) es una ley de la Unión Europea encaminada a racionalizar los procesos de postulación de solicitantes de asilo según la Convención de Ginebra.

    Más: Más de 8.000 inmigrantes llegaron a Europa por mar en dos meses de 2018

    "Es imprescindible seguir siendo fieles al espíritu de solidaridad que caracteriza a nuestra Unión", recalcó Juncker.

    Europa actualmente es escenario de la crisis migratoria más grave desde la Segunda Guerra Mundial, causada por los conflictos armados y problemas económicos en el Oriente Medio y África del Norte.

    Los países europeos mantienen opiniones divergentes sobre el sistema de reubicación de los refugiados.

    La edición del Reglamento de Dublin aprobada en 2013 estipula que, en caso de que un migrante cruce la frontera de manera ilegal, el país de entrada es el responsable de tramitar su solicitud de asilo, o el Estado en el que haya vivido durante cinco meses antes de presentar la solicitud o en el último país donde se encuentre.

    En caso de que el mismo no tenga permiso de residencia en el país donde se encuentra o su solicitud de asilo sea rechazada, el refugiado es enviado al país de origen.

    Tema relacionado: Juncker no descarta la aprobación de un nuevo sistema migratorio por mayoría

    Los países que reciben la mayor cantidad de migrantes, entre ellos Grecia e Italia, están en contra de ese sistema, ya que las normas bloquean a los refugiados en su territorio.

    El 22 de septiembre de 2015 la UE tomó la decisión que obligaba a sus integrantes a acoger a 120.000 refugiados que llegaron a Grecia e Italia, a pesar de que Hungría, Rumanía y Eslovaquia votaron en contra de aprobarla.

    El Tribunal de Justicia de la UE rechazó el 6 de septiembre de 2017 los recursos de Hungría y Eslovaquia, que demandaban cancelar las cuotas obligatorias para los países miembros, y señaló que las cuotas son un mecanismo eficaz que ayuda a Grecia e Italia a soportar las consecuencias de la crisis migratoria de 2015.

    Además:

    Erdogan acusa a la UE de incumplir el acuerdo migratorio
    La ONU llama a promover imagen positiva de los inmigrantes
    España alaba la implementación del acuerdo migratorio entre la UE y Turquía
    Etiquetas:
    asilo, refugiados, migración, Comisión Europea, UE, Jean-Claude Juncker, Europa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik