En directo
    Igor Dodon, presidente de Moldavia, y Vladímir Putin, presidente de Rusia, durante la celebración del Día de la Victoria sobre el nazismo en Moscú, 9 de mayo de 2017

    Un vecino de Rusia hace frente a la expansión de la OTAN

    © Sputnik / Sergey Guneev
    Europa
    URL corto
    131380

    El presidente de Moldavia, Igor Dodon, declaró que mientras siga ejerciendo como mandatario del país no habrá una sola base de la OTAN en el territorio de su país.

    "He visitado todas las bases militares en la República de Moldavia; no hay amenazas ni intentos de construir bases extranjeras en el territorio de nuestro país y estoy seguro de que no las habrá en un futuro cercano. Al menos mientras permanezca como presidente del país esto definitivamente no sucederá", señaló en una entrevista con el canal de televisión Zvezda.

    También: La OTAN intrigó para integrar al Este tras la caída de la URSS

    Además, aseguró que no existe ninguna posibilidad de construir bases de la OTAN sin permiso del presidente moldavo. Añadió que la mayoría de los ciudadanos de Moldavia están absolutamente en contra de la construcción de bases en el territorio del país.

    "Incluso si alguien trata de pasar por el Tribunal Constitucional, de alguna manera esto sería soslayar al presidente, habrían disturbios populares en la República de Moldavia, y esto terminaría mal para los que inicien este proceso", señaló el presidente.

    Según la Constitución de Moldavia, el país es neutral. Sin embargo, desde 1994 ha cooperado con la OTAN en el marco de un plan de asociación individual. El centro de información de la alianza opera en la capital, Chisináu. En diciembre de 2017, abrió las puertas la Oficina de Enlace de la OTAN en esta ciudad. Dodon en repetidas ocasiones se ha mostrado en contra de la existencia de este ente.

    Radio: Bases de la OTAN: ¿tumores cancerosos?

    La Alianza Atlántica está inmersa en el mayor proceso de expansión de su historia desde la desintegración de la URSS y el Pacto de Varsovia. Durante la cumbre de la OTAN, celebrada en julio de 2016 en Varsovia, la Alianza aprobó un incremento sin precedentes de su presencia militar en el este de Europa al decidir emplazar cuatro batallones multinacionales —de 600 a 1.000 militares cada uno— en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia.

    De acuerdo con las autoridades rusas, el despliegue de estos contingentes cerca de su frontera supone una amenaza a su seguridad, además de ser medidas provocativas que carecen de fundamento real, al no existir acción agresiva alguna por parte de Rusia.

    Más: Rusia se opone a la expansión de la OTAN en Europa

    Etiquetas:
    OTAN, Igor Dodon, Moldavia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik