En directo
    Europa
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) declaró que no es capaz de determinar la cantidad de la sustancia tóxica con la que fueron envenenados el exagente doble Serguéi Skripal y su hija en la ciudad británica de Salisbury.

    "La OPAQ no puede estimar ni determinar la cantidad de la sustancia neuroparalizante utilizada en Salisbury el 4 de marzo de 2018", dijo la organización en un comunicado al contestar a las preguntas de medios.

    Se indica que "probablemente se trata de miligramos".

    Se agrega que, según el estudio de las muestras, "la sustancia química encontrada es de alta pureza, persistente y resistente a las condiciones climáticas".

    El 3 de mayo, el director general de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, declaró en una entrevista con el diario The New York Times que la dosis de la sustancia con la que fueron envenenados los Skripal era de entre 50 y 100 gramos, en forma líquida o de aerosol, mientras que la cantidad necesaria para realizar investigaciones o fabricar antídotos es diez veces menor.

    Tema relacionado: Zajárova: Rusia tiene lo que contar sobre el caso Skripal

    Los expertos consultados por Sputnik aseguran que una cantidad tan grande habría provocado la muerte de todos los habitantes de Salisbury.

    Serguéi Skripal, exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia —de ciudadanía rusa—, fueron hallados a principios de marzo inconscientes cerca de un centro comercial en Salisbury.

    Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongará por varios meses, el Gobierno británico responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento de los Skripal.

    Además: El presidente de la República Checa admite la producción de 'Novichok' en su país

    El Reino Unido se niega a cooperar con Rusia para investigar el caso y tampoco permite acceder a las víctimas.

    Moscú rechaza las acusaciones de Londres, que considera infundadas, y sigue reclamando acceso a las pruebas para poder colaborar con la investigación.

    Hasta ahora sigue siendo una incógnita la procedencia de la toxina usada en el caso Skripal, solo se sabe que se trató de una sustancia neuroparalizante, como lo confirmó la OPAQ en su informe.

    Además:

    Rusia lamenta la ausencia de diálogo sustancial con Londres sobre el caso Skripal
    Rusia estudia nuevas medidas en el caso Skripal
    La OPAQ reconoce que la sustancia A234 Novichok la puede fabricar cualquier país
    La OTAN no cuestiona las conclusiones de Londres sobre el caso Skripal
    Etiquetas:
    envenenamiento, sustancias, Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), Serguéi Skripal, Reino Unido, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook