En directo
    Theresa May, primera ministra británica

    Theresa May cede ante la presión en apoyo de indocumentados caribeños

    © REUTERS / Stefan Wermuth
    Europa
    URL corto
    230

    LONDRES (Sputnik) — La primera ministra británica, Theresa May, ha cedido a la presión y ha aceptado reunirse con líderes caribeños para abordar una creciente polémica en torno a miembros de las primeras oleadas de inmigrantes de la Commonwealth, en la década de los sesenta y setenta del siglo XX.

    El Gobierno había rechazado la solicitud de diplomáticos de doce países para mantener un encuentro con la mandataria conservadora aprovechando su asistencia a la Cumbre de la Commonwealth, que arrancó este 16 de abril en Londres.

    Pero la presión política, diplomática y popular ha forzado el cambio de actitud y la reunión tendrá lugar en la "primera oportunidad", según el servicio de prensa de Downing Street.

    "He liderado hoy a 140 diputados de seis partidos instando a Theresa May a actuar inmediatamente para atajar la crisis Windrush", informó el diputado laborista David Lammy en su cuenta de Twitter.

    ​Nacido en Londres, Lammy es hijo de inmigrantes afrocaribeños de los conocidos como "generación Windrush", debido al nombre del buque que hizo la travesía desde Jamaica a Londres con el primer grupo de futuros residentes, un total de 492 personas, en 1948.

    "Lo que está pasando es grotesco, inmoral e inhumano; es una mancha en nuestra conciencia nacional y la primera ministra debe actuar urgentemente para corregir este error histórico", añadió el diputado.

    Además: Unión Interparlamentaria y la ONU promoverán acuerdos sobre migración y DDHH

    El problema afecta a miles de residentes que llegaron de niños a Reino Unido pero carecen de pasaporte británico ni papeles reglamentarios acordes con una revisión del Ministerio del Interior, de 2010.

    Los medios vienen publicando instancias de ciudadanos que, después de cuatro o cinco décadas residiendo en la isla, han recibido órdenes de deportación o les deniegan atención médica en el sistema público de sanidad, incluidos casos avanzados de cáncer.

    Otros han visto abolidos los subsidios que recibían regularmente o les han bloqueados el acceso al trabajo pese a que entraron legalmente con sus familiares al Reino Unido.

    "La primera ministra es consciente de que mucha gente no tendrá posiblemente documentos de hace más de cuarenta años y está claro que nadie con derecho a estar aquí será obligado a marcharse", señaló el portavoz de May al salir a la luz la carta de los 140 diputados.

    Unos y otros reclaman al ministerio del Interior que agilice el trámite burocrático aplicado a los llamados 'niños' del Windrush.

    Más: El drama de millones de migrantes de los que nadie habla (fotos)

    El caos y los graves errores cometidos en torno a este grupo de antiguos inmigrantes han saltado las alarmas en los más de tres millones de ciudadanos de la UE que quieren o deben continuar en el Reino Unido después del Brexit. 

    Además:

    Fiscal general de EEUU anuncia política de 'tolerancia cero' a inmigración ilegal
    La UE propone un nuevo esquema migratorio para reubicar al menos a 50.000 refugiados
    La mayoría de los británicos cree que las minorías étnicas amenazan su cultura
    Etiquetas:
    reunión, inmigración, Theresa May, Caribe, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik