En directo
    La presidenata croata, Kolinda Grabar-Kitarovic, y el presidente de Argentina, Mauricio Macri

    Argentina, ¿terreno abonado para el resurgimiento del nacionalismo croata?

    © REUTERS / Argentine Presidency
    Europa
    URL corto
    9118

    La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar Kitarovic, realizó una visita a Argentina donde se reunió con los miembros de la diáspora croata en este país latinoamericano. Durante su reunión, celebrada en Buenos Aires, la mandataria hizo declaraciones controvertidas. El columnista de Sputnik, Nikola Joksimovic, en su artículo disecciona el asunto.

    "Fue precisamente en Argentina donde muchos croatas buscaron y encontraron un espacio de libertad después de la Segunda Guerra Mundial. [En este espacio] ellos podían presentar ciertas exigencias de libertad para el pueblo y la patria croata", manifestó la presidenta.

    El problema con estas declaraciones radica en la historia de la inmigración croata a Argentina en la época de la posguerra, señala el autor de la nota. En aquel entonces, muchos integrantes del Gobierno del llamado 'Estado Independiente de Croacia', marioneta de la Alemania nazi, huyeron a América Latina, añade.

    Uno de los destinos populares entre ellos era Argentina, gobernada en aquel entonces por el presidente Juan Domingo Perón. La cantidad enorme de ustachas —el nombre usado para referirse a los ultranacionalistas croatas—, culpables de exterminación masiva de la población no croata de la península balcánica, se refugiaron en la Argentina de Perón, indica Joksimovic.

    Entre ellos estuvo el mismo líder de los ustachas, Ante Pavelic, quien fungió como asesor de Perón. El líder nacionalista croata sobrevivió a un atentado contra su vida en 1957 y, como consecuencia, emigró a España donde murió dos años después.

    Si bien la presidenta luego explicó que sus palabras fueron malinterpretadas y reiteró la importancia del papel del movimiento antifascista en la creación de la Croacia de hoy, muchos políticos croatas censuraron las declaraciones de Grabar Kitarovic, enfatiza el autor.

    Uno de los que criticaron a la presidenta fue la exministra de Exteriores del país eslavo Vesna Pusic quien se preguntó si la líder croata apoya a los nazis, apunta.

    • Una retórica flexible

    Grabar Kitarovic suele hacer declaraciones reconciliadoras respecto a Serbia y se muestra  a favor de normalizar las relaciones con el país vecino. Sin embargo, por otro lado, hubo casos en los que la presidenta hizo declaraciones parecidas a las de su viaje a Argentina, recuerda Joksimovic.

    La líder del país eslavo emplea un lenguaje diferente según sea el caso, declaró el periodista del medio croata Novosti Sasa Kosanovic en un comentario a Sputnik.

    "En compañía de la comunidad de derechas suena un tipo de retórica, en compañía de la comunidad serbia suena otro, y en otras circunstancias cambia a un tercer tipo de retórica. Es decir, no hay ninguna consistencia, aunque las inclinaciones de la presidenta hacia la derecha son bien sabidas. Por eso, lo dicho en Argentina no ha sorprendido nada a los que siguen las declaraciones de la presidenta", explicó.

    Más de 200.000 personas de origen croata viven actualmente en Argentina. La mayoría de ellos tienen sus raíces en inmigrantes que llegaron a este país latinoamericano antes de la Segunda Guerra Mundial. Pero la mandataria croata no se dirigía a esta parte de la diáspora, puso de relieve el entrevistado.

    "Se dirigía a las personas que habían obtenido cierta libertad en el régimen semifascista de Perón. Los criminales que debían ser juzgados por un tribunal habían llegado a Argentina por mediación del Vaticano", aseveró Kosanovic.

    "Pero debido al cambio en las circunstancias […], en vez de terminar en una cárcel o en un cadalso, llegaron a países con dictaduras de tipo latinoamericano", agregó.

    • Cuestión de palo y astilla

    Según Kosanovic, los descendientes de aquellos inmigrantes no son responsables de los crímenes de sus antepasados. Pero realmente existen los que quedaron influidos por la retórica de la ideología ustacha, dijo.

    Un famoso activista argentino de origen croata Tomislav Frkovic, nieto del ministro de Recursos Forestales e Industria Minera, insiste en que el legado antifascista quede eliminado de la Carta Magna de Croacia.

    Por otro lado, un diputado del Parlamento Europeo Davor Ivo Stier, que nació en Argentina y se mudó a Croacia en 1996, en varias ocasiones renunció a la ideología de su abuelo, que fue coronel del régimen ustacha.

    El columnista también recordó el ejemplo del periodista Drago Pilsel, que nació en Buenos Aires. Su padre trabajó como guardaespaldas de Ante Pavelic. No obstante, el mismo Pilsel se convirtió en el primer periodista croata que empezó a escribir sobre los crímenes del Ejército croata contra los serbios en los años 90.

    "En las memorias de Pilsel, que vivió en Argentina en los años 70, se puede ver qué tipo de ideología absorbían. Los retratos de Pavelic todavía están en muchos clubes croatas en Argentina. Los recuerdos sobre el 'poglavnik' —el título  de Ante Pavelic, que puede ser traducido como 'caudillo' del croata— persisten allí hasta el día de hoy,  y precisamente a causa de la distancia (a la que se encuentra Argentina), esta cercanía y este adoctrinamiento sigue vivo", concluyó.

    Etiquetas:
    Ante Pavelic, Juan Domingo Perón, Kolinda Grabar-Kitarovic, Croacia, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik