En directo
    El Palacio de Westminster, en Londres (imagen ilustrativa)

    The Spectator: que se respete la 'presunción de inocencia' en el caso del exespía envenenado

    CC BY 2.0 / Mary and Andrew / Palace of Westminster, from the London Eye
    Europa
    URL corto
    El caso del exespía ruso Skripal, intoxicado en Salisbury (176)
    181

    Al hablar de la aparente intención de asesinar al exespía ruso Serguéi Skripal, que trabajó para la inteligencia británica, los medios y hasta los altos cargos del Reino Unido suelen echar la culpa al Kremlin. Un editorial de la revista The Spectator advierte contra las fuertes declaraciones contra Rusia y su presidente, hechas sin pruebas sólidas.

    El medio reconoce que las especulaciones sobre 'la mano de Moscú' fueron "inevitables" dada la resonancia causada por la muerte del disidente y exoficial del Servicio de Seguridad Federal ruso, Alexandr Litvinenko, en 2006.

    En aquel entonces, la sustancia usada —el polonio 210— sugirió métodos y capacidades muy sofisticados, lo que llevó a considerar una acción de un servicio de inteligencia altamente competente y Moscú resultó ser un 'culpable cómodo'.

    Pero después de años de investigaciones, el caso de Litvinenko no produjo evidencias lo suficiente sólidas como para inculpar a Rusia directamente, sostiene el medio, y en el caso de Skripal, 'canjeado' en un intercambio de espías en 2010, la situación es aún más vaga.

    "Skripal estaba viviendo una vida tranquila en el Reino Unido desde el 2010 tras pasar cuatro años de su condena de 13 años en prisión en Rusia. ¿Para qué Putin, o cualquier otro funcionario ruso querría asesinarle ahora, después de más de una década?", pregunta el artículo.

    Vea más: Senador ruso: rumores sobre la huella rusa en el caso de Skripal presiona la investigación

    Si los agentes rusos consideraban a Skripal tan peligroso, podían simplemente rechazar el canje y mantenerlo en prisión, argumentan los autores.

    Más aún, ¿para qué violar el 'código de honor' que obliga a respetar los cambios de espías, la única regla que hace viable este sensible tipo de contactos entre las naciones?

    Lo que hace el asunto más complicado, y también difícil para el Gobierno británico, es que el espionaje ya no es el monopolio del Estado ruso —u otro— ya que existen estructuras privadas con sus propios intereses. Por eso, según The Spectator, hasta los propios investigadores no descartan que la tentativa de asesinato pudiera haber sido "un intento de culpar a Rusia y provocar una respuesta inmoderada de Occidente".

    "Dado que estamos profesando los derechos humanos para el resto del mundo, es difícil argumentar que la presunción de inocencia no se aplique a Vladímir Putin. Con una acusación injusta corremos el riesgo de perder el apoyo de Rusia cuando lo necesitemos", valora la nota.

    El Reino Unido debe recurrir a las medidas diplomáticas cuando ya no haya dudas, y ponen como ejemplos el caso de la "anexión" de Crimea —así califican en Occidente la reintegración de la península con Rusia en 2014— o "las maniobras militares cerca del Báltico". La investigación del caso de Skripal, que podría tardar años, apenas arribará a unas conclusiones definitivas, así que "no servirá para mucho lanzar amenazas" basadas en él.

    Sin embargo, para el final del artículo, los autores decidieron cambiar bruscamente su mensaje y afirman que la mejor forma de "contener a Rusia" sería restablecer el potencial militar, algo que, según ellos, "Europa despilfarró una vez acabó la Guerra fría". Y como receta para lograrlo, proponen "mantener el poderío de la OTAN".

    Sobre el tema: Rusia ironiza el temor del ministro de Defensa británico a un posible ataque de Moscú

    Tema:
    El caso del exespía ruso Skripal, intoxicado en Salisbury (176)

    Además:

    Policía: 21 personas necesitaron ayuda médica tras caso de Skripal
    Embajada rusa en Londres no está al tanto de contactos de su personal con Skripal
    Relanzan 'histeria antiespía' en Reino Unido con historias sobre "agentes durmientes de la KGB"
    La ministra del interior: Scotland Yard tiene informacion sobre el caso Skripal
    "¡Que vienen los rusos!": Londres inventa historias sobre Rusia
    Etiquetas:
    diplomacia, espías, acusaciones, tensión, investigación, Serguéi Skripal, Alexandr Litvinenko, Vladímir Putin, Reino Unido, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik