En directo
    Europa
    URL corto
    133
    Síguenos en

    Viktor Orban, primer ministro húngaro, insistió que Hungría no debería permitir que ni un solo migrante ingrese al país, informó un comunicado de prensa publicado en el sitio web oficial del Gobierno húngaro.

    "Para que Hungría sea capaz de lograr cualquier cosa en los próximos cuatro años, no debe permitir que ni un único migrante entre al país, debe defender su cerca de seguridad fronteriza", se destaca del comunicado oficial.

    Además, Orban sugiere que la Unión Europea debe pagar los costos de la construcción de la cerca erigida en 2015 en la frontera con Croacia y Serbia para impedir la entrada de migrantes al país.

    "Bruselas debe pagar por los costos, o al menos por la mitad de ellos, que serían 140.000 millones de forintos [cerca de 550 millones de dólares]", aseveró Orban.

    En abril de 2017, las autoridades húngaras anunciaron la finalización de un segundo muro fronterizo con Serbia, que se extiende por 155 kilómetros y cuenta con cámaras termográficas para detectar a los migrantes ilegales en condiciones de oscuridad.

    Lea más: Hungría termina la segunda valla fronteriza contra migrantes

    Además, el primer ministro consideró que, para no poner en riesgo la seguridad nacional, Hungría debe expulsar del país a todas las personas involucradas en una inmigración 'organizada'.

    "Si Hungría logra defenderse, existe una posibilidad real de que logre un crecimiento económico del 4% anual y un pleno empleo para 2022", destacó Orban en un discurso en un foro de la Cámara Húngara de Comercio e Industria.

    La dura postura antimigración y antirefugiados del primer ministro húngaro ha recibido críticas de otros Estados miembros de la UE y de la propia organización.

    Las Naciones Unidas también rechazaron los recientes comentarios de Orban acerca de los migrantes. Un tuit publicado en la cuenta oficial de la Oficina para los Derechos Humanos de la ONU tildó la postura del político de "claramente racista":

    "La declaración del Primer Ministro Orbán (…) es claramente racista. Escucharla abiertamente por parte de un líder de un país moderno de la UE debería indignarnos a todos", reza el tuit.

    Le puede interesar: El primer ministro de Hungría revela quiénes son 'los invasores de Europa'

    Además:

    El duro camino de los refugiados
    Europa del Este, cada vez más rica y mejor asentada en sus desavenencias con la UE
    ¿La Unión se disuelve? Bloomberg advierte del peligro a la integridad europea
    Etiquetas:
    crisis migratoria, migración, UE, Viktor Orban, Hungría
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook