En directo
    Europa
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las autoridades ucranianas crearon unas condiciones inaceptables para los observadores rusos del Centro Conjunto de Control y Coordinación (CCCC) del alto el fuego en Donbás, declaró a los medios el representante ruso en el Grupo de Contacto Trilateral sobre el conflicto ucraniano, Borís Grizlov.

    "Kiev crea a propósito unas condiciones inaceptables para la estancia de los observadores rusos del CCCC en Ucrania", dijo Grizlov y añadió que "ampliando los trámites de entrada represivos en Ucrania para los ciudadanos y los militares rusos del CCCC, Kiev muestra que no le importan nada los acuerdos de Minsk".

    El representante del Grupo de Contacto afirmó que Kiev inició el año con el bloqueo de Donbás y lo termina también con el bloqueo, de un organismo supervisor del alto el fuego.

    Grizlov recordó que los militares rusos ejecutaron su trabajo en el CCCC a partir del septiembre de 2014 y su labor, aunque fuese difícil, ayudó a impedir enfrentamientos armados y salvó muchas vidas.

    El Ministerio de Exteriores ruso anunció el 18 de diciembre que Moscú suspende su trabajo en el CCCC, alegando dificultades causadas por las acciones de Kiev.

    Lea más: El Ejército ucraniano amenaza con retirar a sus observadores de Donbás

    El 19 de diciembre los oficiales rusos y ucranianos cruzaron la línea de separación en el este de Ucrania y abandonaron el territorio de la autoproclamada República Popular de Donetsk hacia la zona controlada por Kiev.

    El Centro Conjunto de Control y Coordinación, integrado por oficiales de los Estados Mayores Generales de Rusia y Ucrania, había sido creado por orden de los presidentes Vladímir Putin y Petró Poroshenko tras la firma de los acuerdos de Minsk.

    Desde abril de 2014 Ucrania lleva a cabo una operación contra las milicias en el este de su territorio donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de Gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

    Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.300 muertos. 

    Además:

    Moscú lamenta la falta de avances en la ONU para el envío de los cascos azules a Ucrania
    Rusia acusa a Ucrania de obstaculizar la labor de observadores rusos en su territorio
    Rusia nunca apoyará el plan de Ucrania y EEUU sobre los cascos azules en Donbás
    Etiquetas:
    seguridad, observadores, Centro Conjunto de Control y Coordinación en Ucrania, Borís Grizlov, Donbás, Ucrania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik