Widgets Magazine
21:56 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    Soldados alemanes (archivo)

    ¿Contra quién harán guerra los Estados Unidos de Europa?

    © AFP 2019 / Martin Schutt
    Europa
    URL corto
    2132
    Síguenos en

    El tema de una integración aún más estrecha de la UE, ya apodada Estados Unidos de Europa, volvió al escenario como resultado de las tensiones políticas internas alemanas. ¿En qué dirección podría dirigirse este proyecto? Un economista y colaborador de Sputnik analiza las opciones sobre la mesa.

    "Los críticos del proyecto [de una Europa federal, presentado por el líder de los socialdemócratas alemanes Martin Schulz] los llaman 'el dominio alemán' o hasta 'el Cuarto Reich' mientras los periodistas estadounidenses sospechan que se esté creando un mecanismo para arrebatar a EEUU el papel de líder del llamado mundo libre", escribe Iván Danílov, economista y columnista de Sputnik.

    En el contexto de la puesta en marcha de la cooperación estructurada permanente europea (PESCO), que busca desplazar la Alianza Atlántica como la fuerza militar principal de Europa, los planes para impulsar un estrechamiento político —y con ello, una notable independización de la opinión de Washington— se ven desde otro ángulo.

    El descontento de la OTAN y de los militares estadounidenses y británicos demuestra que los altos cargos de la Alianza entienden bien que PESCO "es una herramienta para disminuir la influencia estadounidense en Europa".

    Vea más: Europa alza su voz contra el liderazgo del Pentágono

    Con un Ejército europeo unido, el hipotético Estado federativo de Europa gozará de una condición importantísima para proteger su soberanía: una fuerza militar numerosa y competente, comenta Danílov. Así, lo único que queda es determinar qué mecanismo político dirigirá esta fuerza.

    "Todos los políticos europeos —Macron, Merkel, Schulz, Juncker, Tusk— se pronuncian en favor de una integración más estrecha. Lo que no tienen todavía es la fórmula concreta para esa integración", valora el autor.

    Un superestado europeo

    El presidente galo Emmanuel Macron y el líder socialdemócrata alemán Martin Schulz abogan por el concepto de un superestado, donde las partes aisladas ceden su soberanía a las entidades unidas, reza el artículo.

    Para "convencer" a los miembros de la UE de sacrificar su independencia, se prevé emitir valores destinados a apoyar las regiones menos favorecidas del bloque: los países más ricos pagarán por apoyar a los más atrasados.

    Alemania, el país más fuerte económicamente de la región, claramente está en contra de esta variante.

    Una cautelosa recolonización

    La canciller alemana Angela Merkel y sus partidarios conservadores prefieren otro escenario, según Danílov.

    El enfoque de Berlín radica en un paulatino avance contra las libertades económicas y militares disponibles para los países miembros hoy, y la gradual sumisión de los socios europeos menos fuertes mediante el estricto control fiscal y sobre el ritmo de endeudamiento.

    Vea también: Alemania ya construye el nuevo Ejército europeo

    Es un proceso menos evidente, pero en cambio "es muy difícil de resistir", comenta el economista, tal y como lo evidencia el caso del Reino Unido, que pagará al menos 60.000 millones de euros por el derecho a salir de la UE.

    Washington, frustrado

    Ambos escenarios discutidos provocan una reacción negativa de Washington, no interesado en que Europa se consolide bajo el control alemán.

    "EEUU apoyaría plenamente un Estado federativo europeo si se pudiese lanzar una Europa unida para aislar a Rusia económicamente o, como medida extrema, como un medio de agresión militar. Pero Berlín se niega a aislar a Moscú y da luz verde al proyecto del gasoducto Nord Stream 2, lo que no le gusta a EEUU para nada", explica el autor.

    Lea también: El hipotético Ejército europeo, ¿formado por mercenarios y dirigido contra Rusia?

    Por si fuera poco, EEUU perdería la capacidad de influir en los procesos políticos europeos mediante sus clientes: Polonia y los países bálticos.

    Rusia, con un leve optimismo

    La experiencia histórica de Rusia con cualquier tipo de 'una Europa unida' ha sido mala. Cada vez que el continente se unía bajo un único mando, los países europeos se lanzaban en una guerra con Rusia, recuerda Danílov, haciendo referencia a las invasiones de Napoleón y Adolf Hitler.

    Le puede interesar: Antes de Napoleón y Hitler: Carlos XII, el primero en perderlo todo por invadir Rusia

    No obstante, en este caso particular los Estados Unidos de Europa "parecen recordar bien las lecciones históricas". Los políticos alemanes, como el ministro de Exteriores Sigmar Gabriel, declaran públicamente la importancia de Rusia como vecino y socio de Alemania, destacando la posibilidad (y necesidad) de cooperar con Moscú en los temas de Siria y el acuerdo nuclear de Irán, entre otros.

    "Mientras que Berlín se dé cuenta de la potencia militar de Rusia y cobre beneficios de ser el centro de distribución del gas ruso, la centralización de Europa bajo 'el dominio alemán' supone más ventajas que desventajas a Moscú", concluye el experto.

    Más sobre el tema económico: Europa "tendrá que construir" los gasoductos Nord Stream 2 y 3

    Además:

    Le Pen llama a "destruir desde adentro a la UE"
    Macron hace agonizar a la Unión Europea
    ¿Por qué Alemania pronostica la desintegración de la Unión Europea?
    "La UE está transformándose en una unión con una Alemania omnipotente"
    Etiquetas:
    militarización, Ejército de Europa, integración, seguridad, PESCO, UE, OTAN, Europa, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik