09:22 GMT +312 Diciembre 2017
En directo
    La bandera de España

    Hay un intento de envenenar las relaciones entre España y Rusia

    © Sputnik/ Evgeny Odinikov
    Europa
    URL corto
    0 80

    MADRID (Sputnik) — La reciente publicación de informaciones sobre una presunta injerencia rusa en España a través de una campaña de desinformación en torno al proceso independentista catalán forma parte de un "intento de envenenar" las relaciones entre ambos países, aseguró Jorge Mestre, profesor de Relaciones Internacionales.

    "Hay un intento de envenenar las relaciones entre España y Rusia", afirma este experto en asuntos diplomáticos que, además de su labor docente, en los últimos años trabajó como consejero del Partido Popular Europeo, llegando a ser principal asesor de Pedro Agramunt, expresidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE).

    En las últimas semanas, grandes medios de comunicación españoles —con el diario El País a la cabeza— difundieron informaciones en las que acusaron a medios rusos como RT y Sputnik de lanzar mensajes favorables a la independencia de Cataluña con el objetivo de desestabilizar la Unión Europea.

    Además, estas informaciones apuntaron de manera insistente a la posible existencia de un ejército de troles rusos dedicados a difundir informaciones falsas en las redes sociales.

    En esas publicaciones, el citado diario citaba —sin ofrecer enlaces para acceder a su revisión— distintos informes y análisis del Centro de Excelencia de Comunicaciones Estratégicas de la OTAN, el East Stratcom Task Force de la Unión Europea, la Alliance For Securing Democracy o de académicos de la Universidad George Washington.

    Lea también: Son peligrosas las alegaciones sobre "la mano rusa" en Cataluña

    Jorge Mestre recuerda que este tipo de actores "tienen sus propios intereses", lo que no implica necesariamente que sus indagaciones carezcan de veracidad, pero abre la puerta a preguntarse cuáles pueden ser los objetivos de quienes promueven este tipo de relatos.

    "La viabilidad de la OTAN exige como contrapartida indispensable y justificación la existencia de un adversario proporcional. Eso es básico para que la OTAN tenga garantizado un horizonte en el medio y en el largo plazo", afirma.

    Por ello, Mestre considera que generar "una corriente emocional antirrusa" que "no se corresponde con la realidad" puede ser uno de los objetivos de ciertos actores internacionales para influir la percepción de los tomadores de decisiones políticas.

    Sobre la presunta campaña de injerencia rusa, independientemente de que haya existido o no, este experto aboga por poner la situación en su contexto y no tender a la exageración.

    Lea también: España no tiene constancia de actos de injerencia procedentes del Kremlin

    "Una cosa que sí me parecería muy grave es que se hubieran detectado intentos de invadir la soberanía nacional por medios electrónicos, pero otra cosa es la supuesta guerra de propaganda", asevera.

    En ese sentido, Mestre apunta que, en primer lugar, el hecho de que se haya podido detectar la emisión de mensajes no beneficiosos para España desde territorio ruso no implica —tal y como explicó el Gobierno español— que los usuarios sean rusos o se encuentren físicamente en Rusia.

    Del mismo modo, Mestre añade que a la hora de denunciar una atmósfera de desinformación en torno al referéndum catalán también debería tenerse en cuenta que "hubo informaciones no beneficiosas para los intereses españoles procedentes de Estados amigos y aliados.

    "Donde he leído artículos de opinión al señor Carles Puigdemont [el cesado presidente catalán], al señor Oriol Junqueras [su vicepresidente] y a otros independentistas en periódicos de Estados Unidos y del Reino Unido", apunta el docente.

    Pese a estas consideraciones, Mestre llama a vigilar con atención si otros países se han "dedicado a poner el altavoz" con ánimos espurios en lo referente al conflicto catalán, pero siempre teniendo en cuenta que también hay agentes que buscan una "demonización excesiva de Rusia".

    Lea más: Embajada de España, satisfecha por la posición rusa respecto a la crisis catalana

    A su modo de ver, el cultivo de una imagen demonizada de Rusia es también una operación de propaganda que busca el distanciamiento de las posiciones entre Moscú y la Unión Europea.

    Además:

    Madrid vuelve a matizar: España no acusa a Rusia de injerencia en asuntos catalanes
    Los socialistas españoles piden al Gobierno que explique la supuesta injerencia rusa
    Gobierno español asegura que hay redes de "desinformación" que provienen de Rusia
    Ministro español ratifica interés de hackers rusos por "desestabilizar la UE"
    Etiquetas:
    España, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik