01:05 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Instalaciones de Nord Stream 2 en Alemania

    Europa, atemorizada por 'la espada de Damocles' de Nord Stream 2

    © Sputnik/ Grigory Sisoev
    Europa
    URL corto
    Expert
    87302551

    Mediante la adopción de una nueva ley de sanciones, EEUU pretende restringir el acceso del gas ruso al mercado europeo, asegurando sus propios intereses, así indicó en una entrevista con el diario alemán Handelsblatt, Klaus Schäfer, presidente ejecutivo de la compañía energética alemana Uniper SE.

    Schäfer dijo que el proyecto Nord Stream 2 podría verse afectado por las nuevas sanciones impuestas por la última ley promulgada por Donald Trump. "Definitivamente es una espada de Damocles, por lo que vamos a exigir una aclaración" añadió. "Necesitamos ver qué instrucciones específicas serán impuestas" señaló Schäfer. Según él, las sanciones de Estados Unidos podrían referirse a cuestiones generales en términos de financiación, inversión y colaboración.

    "Es importante que la UE y los políticos alemanes dejen claro que no podemos continuar así, ya que las acciones no coordinadas de EEUU y Europa no son razonables", añadió Schäfer. Resaltando que "los aspectos económicos y energéticos hablan a favor del proyecto Nord Stream 2". "Europa tiene que importar más gas pues sus propios recursos se están agotando", dijo.

    La construcción del gasoducto Nord Stream 2
    © Sputnik/ Sergei Guneev
    Según Schäfer, los opositores del proyecto "están en parte impulsados por intereses comerciales". "Por ejemplo, cuando un país europeo como Polonia se pronuncia contra las exportaciones rusas de gas pero al mismo tiempo anuncia que quiere beneficiarse del tránsito de gas, entonces es hipocresía", dijo Schäfer.

    "Estados Unidos está centrado en sus propios intereses en el mercado energético", dijo. "Los estadounidenses quieren sacar el gas ruso del mercado europeo para poder crear las condiciones necesarias para sus exportaciones", agregó Schäfer, señalando que "la ley lo señala claramente, lo que hace que sea una muestra de una política industrial intransigente".

    El pasado 2 de agosto, el presidente de EEUU, Donald Trump, firmó un proyecto de ley aprobado por el Congreso que impone nuevas sanciones unilaterales en Rusia, Irán y Corea del Norte.

    Lea más: Nuevas sanciones de EEUU acercarán aún más a Rusia, Corea del Norte y China

    También hay que considerar el potencial riesgo de que EEUU multe a compañías europeas que compren gas ruso que haya pasado por el gasoducto Nord Stream 2 o que realicen proyectos energéticos conjuntos con Rusia, comenta el analista de Alor Broker Kirill Yakovenko en una entrevista para Expert.ru.

    Después de todo, recordó el experto, "Europa ha invertido más de 1.000 millones de euros en la construcción del gasoducto Nord Stream 2, y el volumen total de inversiones de grandes compañías de petróleo y gas como Shell, OMV, Engie, Uniper y Wintershall ha ascendido a la cifra de 4.750 millones de euros, con un 6% de intereses en forma de préstamos anuales".

    Lea más: Putin pone de relieve cuáles son las ventajas del Nord Stream 2 para Europa

    En cuanto a los objetivos reales de Estados Unidos, las sanciones están destinadas a ejercer una presión favorable sobre el gas natural licuado de Estados Unidos, con el claro objetivo de allanar el mercado de la UE.

    Durante mucho tiempo se rumoreó que el gas natural licuado de EEUU era mucho más barato, debido a su gran volumen de producción y a la situación, entonces, del bajo precio del petróleo a nivel mundial, pero ninguno de estos contextos ha podido crear las condiciones para lograr un precio fijo y bajo en el mercado, por el contrario, desde hace más de un año, su precio se ha elevado considerablemente. Una de las razones es que su distribución es larga, pues se conduce a través del océano.

    "En otras palabras, Estados Unidos es incapaz de satisfacer la demanda del mercado europeo incluso modificando la legislación, imponiendo sanciones y ajustando sus precios. Pero esto supondría grandes pérdidas para las compañías estadounidenses de petróleo y gas, y no creo que ninguna de ellas esté dispuesta a asumir ese riesgo", declara el experto.

    "Nuestra respuesta al gas natural licuado y a las sanciones estadounidenses está ya decidida, tiene por título Nord Stream 2 y Europa la apoya", concluye el analista.

    Además:

    Vice primer ministro ruso: socios de Gazprom quieren permanecer en Nord Stream 2
    Dinamarca empieza a debatir el anteproyecto en contra del Nord Stream 2
    Gazprom construye 220 kilómetros del tramo submarino de Turk Stream
    Nord Stream 2: Europa está del lado de Rusia y no de EEUU en la cuestión del gas
    Etiquetas:
    gas de esquisto, gas, Nord Stream II, Europa, Alemania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik