En directo
    Europa
    URL corto
    140
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Moscú descarta celebrar encuentros con las autoridades de Polonia porque se dedican a lavar los cerebros a sus ciudadanos inculcándole ánimos antirrusos, declaró el canciller Serguéi Lavrov.

    "Varsovia se dedica a lavar los cerebros a su población en clave abiertamente antirrusa y al mismo tiempo anuncia la disposición a mantener contactos y celebrar reuniones, lo consideramos imposible en tal contexto", dijo Lavrov en su encuentro con los estudiantes del Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO).

    Al responder a la pregunta de por qué Polonia aprobó la ley que estipula desmontar los monumentos del período soviético, Lavrov señaló que la causa de eso está en que en la sociedad polaca cunden ánimos nacionalistas y tendencias de reescribir la historia.

    En Polonia hay fuerzas, dijo, que intentan echar la culpa de todas sus desgracias a Rusia, en particular quieren presentar el Pacto Mólotov-Ribbentrop como la causa real de la II Guerra Mundial, olvidando que "a raíz de ese pacto fue divida Checoeslovaquia y que Polonia se quedó con un pedazo muy apetitoso".

    Lea más: 'Otanización' y 'rusofobia' impulsan la instrucción militar en escuelas checas

    También recordó que las autoridades polacas prefieren no hablar de que mucho antes de concertarse el Pacto Mólotov-Ribbentrop, Gran Bretaña y Francia cerraron acuerdos similares con la Alemania nazi.

    Además:

    Rusia critica el empeño de Polonia en destruir los monumentos comunistas
    La rusofobia de EEUU oculta frustración y envidia a Rusia
    Rusia advierte a Polonia que la "ley sobre monumentos" no quedará sin consecuencias
    El Senado ruso propone introducir sanciones contra Polonia
    Etiquetas:
    habitantes, rusofobia, Serguéi Lavrov, Polonia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook