13:58 GMT23 Septiembre 2020
En directo
    Europa
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BRUSELAS (Sputnik) — Los precios de las armas en el mercado negro de Bélgica se multiplicaron por dos y por tres tras la serie de atentados que sacudieron Bruselas y París entre 2015 y 2016, según se desprende de un estudio del instituto flamenco de apoyo a la paz Vlaams Vredesinstituut.

    Si antes de los atentados las armas de asalto tipo Kalashnikov costaban en el mercado negro 1.200 euros, ahora piden entre 2.000 y 3.000 euros, el precio de una pistola Glock pasó de 1.000 a 3.000 euros, indica la investigación citada por el periódico Libre Belgique.

    Sin embargo, los expertos señalan que los suministros de armas ilegales a Bruselas cayeron tras los atentados terroristas en las capitales europeas, hecho que se debe a las medidas tomadas por las autoridades en la lucha antiterrorista y porque los traficantes de armas temen que si sus mercancías llegan a manos de los terroristas se endurezcan las penas de cárcel.

    Bruselas es considerada por los expertos como un "cruce de caminos" de armas ilegales en Europa.

    Vídeo: El tamaño no importa: la menor pistola del mundo cabe en una billetera

    La capital vivió tres atentados coordinados el 22 de marzo de 2016, dos días después de la detención de Salah Abdeslam, el único superviviente de la célula yihadista que había cometido los atentados del 13 de noviembre en París.

    Los ataques en el aeropuerto de Zaventem y en la estación de metro Maelbeek, reivindicados por la organización terrorista Daesh (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países) se saldaron con 32 muertos y más de 300 heridos.

    Además:

    Más atroz que la muerte: las cinco armas prohibidas más terribles
    Rosoboronexport: las sanciones no afectan a la venta de armas
    Aquí tienen su pedido: EEUU entrega a los kurdos cualquier arma que sea necesaria
    ¿Por qué obligan a Europa del Este a comprar armas obsoletas de EEUU?
    Etiquetas:
    armas, UE, Europa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook