En directo
    Europa
    URL corto
    0 210
    Síguenos en

    Dos cazas españoles F-18 que estaban patrullando el espacio aéreo sobre el mar Báltico han interceptado a un caza MiG-31 y a una aeronave de transporte rusa An-26.

    De acuerdo con varios medios de comunicación rusos, los cazas de la OTAN despegaron desde la base aérea de Amari, en Estonia. 

    Finlandia, que aún no forma parte de la Alianza Atlántica, también envió un avión suyo para llevar a cabo la inspección aérea en dicha región. El encuentro de las aeronaves se resolvió sin incidentes.

    A finales de junio, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que, en la mayoría de los casos, los aviones de combate de la Alianza Atlántica y los de Rusia actúan de manera profesional durante el desempeño de sus operaciones sobre el Báltico. 

    Según Stoltenberg, la intercepción de una aeronave es un procedimiento común. No obstante, a veces puede llevarse a cabo de manera poco profesional y, como consecuencia, puede derivar en una amenaza.

    Con todo, el líder de la OTAN constató que la actividad militar que se observa actualmente en el Báltico es muy elevada. 

    "Por eso estudiamos la posibilidad de aumentar la seguridad en la región báltica", concluyó Stoltenberg.

    Lea más: El Pentágono publica fotos de un Su-27 ruso interceptando a un avión de EEUU sobre el Báltico

    Además:

    EEUU cataloga de peligrosa la maniobra de un avión ruso junto a su nave en el Báltico
    Cazador cazado: un Su-27 ruso se acerca a 1,5 metros de un avión espía de EEUU en el Báltico
    Vídeo: la interceptación de los aviones de EEUU por Rusia, vista desde los ojos del piloto
    Etiquetas:
    intercepción, F-18, mar Báltico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook