23:11 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Presidente de Francia, Emmanuel Macron, y presidente de EEUU, Donald Trump

    Las sanciones antirusas tensan la cuerda de las relaciones entre EEUU y Europa

    © REUTERS / Stephane De Sakutin/Pool
    Europa
    URL corto
    La controversia acerca de las nuevas sanciones antirrusas de EEUU (111)
    0 120
    Síguenos en

    El Congreso de Estados Unidos se prepara para adoptar nuevas sanciones contra Rusia en una votación que tendrá lugar el 25 de julio y desde Europa protestan con tanto vigor que pareciese que las sanciones son para ella. La analista Irina Alksnis alertó en Sputnik de no subestimar a Europa y de no dudar de que pueda pararle los pies a EEUU.

    Que las sanciones contra Rusia son un arma de doble filo para Europa es un secreto a voces. Con el proyecto Nord Stream 2 tocando a las puertas de la Unión Europea y con Estados Unidos cortándole el grifo del gas ruso, Washington está asestando al viejo continente unos golpes que su socio probablemente no esté dispuesto a consentir, afirma la autora.

    De la misma forma que el viejo continente no estuvo dispuesto a consentir la firma del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que en 2016 quedó en agua de borrajas tras la negativa europea, ya que no beneficiaba a Bruselas en nada, recuerda Alksnis.

    "Solo ha pasado un año desde las violentas negociaciones [del TTIP] por las que EEUU quería dejar seca a la economía europea. Y casi no había dudas de que los estadounidenses cumplirían con su cometido. Los escépticos que eran de la opinión de que no había que subestimar a la 'vieja Europa' no eran muchos", recuerda Alksnis.

    Sin embargo, Europa se impuso a Estados Unidos y del TTIP "ya casi ni se habla", subraya. De nuevo la historia se repite, dice Alksnis.

    Lee más: El Kremlin comenta las sanciones de la UE a Rusia

    "Los estadounidenses han encontrado una nueva e ingeniosa forma de 'chuparle la sangre' a Europa y para eso necesitan una excusa: privar [a Europa] del gas ruso suspendiendo la construcción del Nord Stream 2".

    La analista señala a Sputnik que, sin duda, para Rusia este es un golpe importante, "incómodo y duro", señala, pero no nefasto, a diferencia de para Europa, que "pasaría de comprar gas ruso a 200 dólares a comprar estadounidense a 500", algo que "tendrá consecuencias fatales".

    Para Alksnis resulta irónico que el pretexto para tomar esta decisión sea "el de proteger la seguridad energética de los socios". "Efectivamente, una 'ingeniosa forma' de chuparle la sangre", dice la analista, que advierte:

    "Durante los últimos años Europa —la vieja Europa— ha demostrado en más de una ocasión que al viejo minotauro todavía hay que temerlo".

    Lee más: Europa se aferra a Rusia

    "Durante un par de décadas los países europeos periféricos resultaron ser buenas fuentes de ingresos para el corazón de la Unión Europea. Y no solo los del este: en los gastos ahora también entran los del sur de Europa: Grecia y Portugal. Desde Europa también supieron capear la crisis de los refugiados, que al principio iba a desembocar en una catástrofe de proporciones económicas, sociales y políticas. Y sin ir más lejos, el ejemplo del TTIP es realmente revelador", explica Alksnis.

    Con la adopción de nuevas sanciones antirrusas, los Estados Unidos están atacando de manera tan abierta y agresiva a Europa, que en Bruselas algunos no se lo pueden creer y han respondido de la misma forma: lanzando declaraciones oficiales en las que están subiendo el tono.

    La velocidad a la que el conflicto de intereses entre la Unión Europea y Estados Unidos está empeorando —apenas en un par de semanas- en el caso de las sanciones antirrusas y el hecho de que Estados Unidos está actuando unilateralmente demuestra una cosa, dice Alksnis: que a Washington y a Bruselas se les está acabando el tiempo.

    "La pregunta de si la Unión Europea podrá o no volver a imponerse a su socio estadounidense y darle la vuelta a la tortilla todavía no tiene respuesta. Pero vale la pena repetir que no hay que subestimar a un depredador político que durante 1.000 años ha ido perfeccionando el arte de la supervivencia", concluye Alksnis.

    Tema:
    La controversia acerca de las nuevas sanciones antirrusas de EEUU (111)

    Además:

    Rusia sigue dispuesta a dialogar con EEUU pese a las nuevas sanciones
    La UE puede privar a EEUU de sus préstamos en caso de nuevas sanciones a Rusia
    Siemens califica de especulación el informe sobre sanciones a Rusia por sus turbinas
    Etiquetas:
    gas, sanciones, Nord Stream II, UE, Donald Trump, Unión Europea, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik