En directo
    Europa
    URL corto
    12423
    Síguenos en

    TALLIN (Sputnik) — Los líderes rusos están dispuestos a usar la fuerza con el objetivo de realizar sus ambiciones políticas, declaró el ministro de Exteriores de Estonia, Sven Mikser, en conferencia de prensa celebrada tras una reunión con su homólogo alemán, Sigmar Gabriel.

    "Vemos una cierta regularidad que nos convence del hecho que los líderes rusos están dispuestos a satisfacer sus ambiciones políticas utilizando la fuerza contra sus vecinos, es un hecho que no podemos ignorar", aseveró el canciller estonio.

    Mikser ejemplificó su declaración con su visión de las acciones de Rusia en Georgia y Ucrania.

    Según el canciller de Estonia, la llegada de contingentes adicionales de fuerzas de la OTAN enviará una señal clara sobre la unidad de la Alianza y su disposición a enfrentarse a las amenazas.

    En julio de 2016, la OTAN aprobó un incremento sin precedentes de su presencia militar en el este de Europa que incluye el despliegue de cuatro batallones multinacionales en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia en el marco de una política de contención de Rusia, a la que acusa de desestabilizar la situación en Ucrania.

    Paralelamente, la Alianza sigue adelante con el emplazamiento de armas antimisiles estadounidenses en Europa.

    Por su parte, Rusia ha negado en reiteradas ocasiones que tenga intenciones de invadir militarmente a ninguna nación vecina.

    Lea también: Estonia ve la mano de Moscú en las peleas entre los soldados de la OTAN

    Ejercicios militares de la OTAN
    © AP Photo / Mindaugas Kulbis
    Tras la reincorporación de Crimea a Rusia y la crisis en el este de Ucrania, la OTAN suspendió toda cooperación civil y militar con Moscú aunque al mismo tiempo decidió preservar los canales del diálogo político, la comunicación militar, así como continuar al nivel de embajadores o inferior la labor del Consejo OTAN-Rusia, un foro de consultas bilaterales establecido en 2002.

    Por otro lado, Moscú reconoció a finales de agosto de 2008 la independencia de Abjasia y de Osetia del Sur, que habían proclamado su secesión de Georgia poco antes de la desintegración de la Unión Soviética.

    Rusia tomó esa decisión después de que el Ejército georgiano invadiera Osetia del Sur y bombardeara su capital el 8 de agosto de 2008; el Gobierno ruso envió soldados a la región para proteger a la población y expulsar a las tropas georgianas.

    Además: Lituania confía en aumento de la presencia militar de EEUU en las fronteras con Rusia

    Georgia respondió rompiendo las relaciones diplomáticas con Moscú.

    Además:

    Rusia abierta para dialogar con EEUU los asuntos estratégicos
    Contra Rusia: Polonia y Estonia presentan sus programas en política exterior
    'Occidente 2017': los ejercicios militares ruso-bielorrusos que preocupan a la OTAN
    Etiquetas:
    Sven Mikser, Rusia, Estonia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook