Widgets Magazine
En directo
    Alcohol (Archivo)

    Prohíben tomar alcohol en Sarajevo, ¿veremos pronto el 'califato' de Bosnia?

    © Sputnik / Alexey Kudenko
    Europa
    URL corto
    253

    Las autoridades de la capital bosnia decidieron prohibir la venta de bebidas alcohólicas durante las celebraciones de Año Nuevo. Esta medida no tendría que ser motivo de preocupación de no ser por los indicios de islamización que pueden verse en el país eslavo.

    La 'ley seca' adoptada en Sarajevo con motivo de las fiestas navideñas es una medida bastante controvertida aunque no es la primera vez que se aplica, por lo tanto, parece que no debería ser motivo de preocupación.

    Sin embargo, sí que ha generado cierta controversia debido a que esta prohibición de la venta de alcohol se suma a la adquisición masiva de tierras por parte de compradores árabes y a un proceso generalizado de islamización del país.

    En este contexto, la 'ley seca' es percibida como un signo de mal augurio de cara al futuro del país eslavo, afirmó en una entrevista con los medios bosnios Mehmedalija Nuhic, experto en asuntos religiosos.

    "Es un mal indicio para los turistas… Los extranjeros van a ver nada más llegar lo que es un estado confesional y antisecular", advirtió.

    Según Nuhic, los intentos de presentar a Bosnia y Herzegovina como un país con una mayoría musulmana son evidentes. A ello contribuyen los resultados del reciente censo de población llevado a cabo por Sarajevo y criticado por sobredimensionar el porcentaje de población musulmana del país (50,11%).  La República Srpska —una de las dos entidades políticas que integran Bosnia y Herzegovina creada por los Acuerdos de Dayton tras la guerra de Bosnia y habitada en su mayoría por serbobosnios— se negó a aceptar los resultados del censo.

    Otro síntoma de que Bosnia, conocida en el pasado por su riqueza y convivencia multicultural, sigue perdiendo su aconfensionalidad es la adquisición masiva de tierras por parte de compradores árabes. El experto subraya que, últimamente, su número se ha duplicado.

    Además, Mehmedalija Nuhic hace hincapié en que los lotes vendidos son fundamentalmente los hogares y tierras que los serbios abandonaron durante y después de la sangrienta guerra que vivió el país en los 90. Según Nuhic, el árabe se ha convertido también en la segunda lengua de varias regiones de Bosnia, por ejemplo, en Ilidza (Sarajevo), donde todo se escribe en árabe, desde los anuncios de compra-venta de apartamentos hasta las etiquetas de los precios de los productos.

    Con la islamización del país como telón de fondo, se mantiene el debate sobre la participación real de ciudadanos bosnios en el conflicto sirio. Los políticos especulan sobre cuántos de ellos podrían regresar a Europa tras haber engrosado las filas de los grupos terroristas en Oriente Próximo. En diciembre, la presidente croata, Kolinda Grabar Kitarovic, advirtió de la llegada a Bosnia y Herzegovina de miles de yihadistas del país fogueados en el extranjero. 

    Yihadista es capturado en Kosovo (archivo)
    © AFP 2019 / Armend Nimani
    El ministro de Seguridad de la Federación, Dragan Mektic, a su vez, desmintió estas acusaciones y afirmó que, de los 225 ciudadanos bosnios que combaten en Siria e Irak, solo 45 han vuelto a casa.

    Según el experto bosnio en terrorismo internacional Djevad Galijasevic es posible que las autoridades bosnias subestimen deliberadamente el número de yihadistas que vive en el país, aunque las acusaciones croatas tampoco estén respaldadas por pruebas.

    "En cuanto a [Dragan] Mektic, subestima deliberadamente el número de yihadistas ya que está a las órdenes de uno de los miembros del Presidium de Bosnia y Herzegovina… el hijo de un exlíder de los musulmanes bosnios", afirma el experto. 

    Según Galijasevic, Croacia dispone de información precisa sobre el número de yihadistas en suelo bosnio, dado que tiene informes de la EUFOR —fuerzas europeas desplegadas en Bosnia y Herzegovina— y datos fiables de los servicios de inteligencia occidentales. Puede que no permitan a Zagreb publicar esta información dado que la mayoría de bosnios estaría supuestamente integrada en el Frente Fatah al Sham —antiguo Frente Al Nusra— una organización terrorista que todavía sigue siendo considerada por muchos países como parte de la llamada 'oposición moderada' de Siria, afirma el experto.    

    Además:

    Una provincia china ordena la ley seca en los banquetes oficiales
    Etiquetas:
    ley seca, islam, alcohol, Año Nuevo, Sarajevo, Bosnia-Herzegovina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik