En directo
    Europa
    URL corto
    293
    Síguenos en

    Primero, los empleados del Ministerio de Defensa de Ucrania se libran de los equipos militares "deficientes", y luego los compran a empresas privadas a un precio superior. Este es el nuevo esquema de los militares ucranianos, explica Svetlana Eriómina, corresponsal de Radio Sputnik.

    El discurso de Petró Poroshenko en el parlamento de Ucrania
    © Foto : Servicio de prensa del presidente de Ucrania
    Según la autora, 11 millones de grivnas (más de 420.000 dólares) cayeron en los "bolsillos secretos de las guerreras" de ciertos militares de Ucrania tras manipular una partida de paracaídas.

    La investigación demostró que los responsables del Departamento de Defensa primero falsificaron documentos sobre la inutilidad de los paracaídas PSU-36 de la serie 2. Estos fueron retirados de servicio. Pero los paracaídas no fueron eliminados, sino transferidos a propietarios privados. Las empresas los vendieron a otros propietarios. Y los últimos los revendieron al Ejército ucraniano, explica la autora.

    Lea también: "Occidente cierra los ojos ante la corrupción en Ucrania"

    Además, la corresponsal recuerda otro negocio ilícito: con el dinero asignado por el Estado para la adquisición de viviendas para los militares, se compraron casas abandonadas a bajo precio, y posteriormente se repararon solo el exterior de las mismas.

    "Se sabe que el Ministerio de Defensa de Ucrania siempre se queja de falta de dinero. Ahora entendemos por qué lo hacen. ¿Cómo el Ministerio va a tener dinero con estos 'genios' financieros?", ironiza la autora.

    Además:

    Un parlamentario ucraniano llama a "sacar a los idiotas del poder"
    Poroshenko, entre los diez hombres más ricos de Ucrania
    Un funcionario ucraniano trata de comerse el dinero de un soborno durante su detención
    Etiquetas:
    equipo militar, viviendas, venta, militares, esquema criminal, dinero, Ministerio de Defensa de Ucrania, Ucrania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook