En directo
    Europa
    URL corto
    121
    Síguenos en

    Más de 1,3 millones de italianos que viven en América del Sur podrían perder representatividad y poder de decisión si se aprueba la reforma constitucional propuesta por el Gobierno transalpino.

    Los italianos en el extranjero no tendrán capacidad de decisión en la integración del nuevo Senado si sale adelante la reforma constitucional propuesta por el Gobierno y, además, perderán a sus seis integrantes en la Cámara Alta, explicó a Sputnik el portavoz del Comité por el 'No' de Brasil, Francesco Di Tillo. No obstante, según la actual ley electoral, mantendrán sus 12 diputados.

    La reforma, impulsada por el primer ministro italiano, Matteo Renzi, será sometida a las urnas el 4 de diciembre. La opinión pública en el país está fuertemente dividida sobre la modificación de la Carta Magna, en un contexto de estancamiento de la economía y un sistema bancario a punto de colapsar.

    Uno de los principales puntos de la reforma es el recorte de atribuciones al Senado, que pasaría a ser un organismo consultivo más que legislativo. De aprobarse la medida, no será elegido directamente por los ciudadanos: serán las regiones y los municipios los que designarán a sus representantes. Los italianos del exterior no tendrían lugar en la nueva cámara.

    Para Di Tillo, esta pérdida puede parecer "poca cosa", pero es en realidad "extremadamente importante", porque es un logro obtenido hace relativamente pocos años. Según él, la reforma cercena la participación de los italianos en el extranjero cuando la emigración desde el país europeo aumenta debido a la crisis económica.

    "Hoy, cada vez hay más ciudadanos que se van del país. Sin un motivo justificado, se les recorta nuevamente su representatividad, en vez de aumentar la participación y la posibilidad de que todos se sientan en casa", aseveró.

    La mayoría de los italianos de la región desciende de los inmigrantes que arribaron desde fines del siglo XIX y durante buena parte del XX. En Argentina, son casi 692.000 los italianos registrados en 2014, según el Ministerio del Interior de Italia. Le siguen Brasil, con más de 316.000; Venezuela, con unos 116.000 y Uruguay con más de 90.000. En los últimos años, se suman otros nuevos que eligen a América del Sur como destino para establecerse.

    "Estos italianos no solamente fueron expulsados de golpe, sino que, además, no estarán representados [en el Senado]. No podrán tener una voz en relación a su necesidad. Por eso el recorte es significativo", dijo el defensor del 'No' en el referéndum.

    En estos días, miles de ciudadanos italianos en la región están recibiendo en sus casas una carta firmada en primera persona por Renzi. En el documento, escrito en un tono desenfadado, el jefe de Gobierno pide a sus compatriotas que le echen "una mano" para aprobar la reforma. El texto está ilustrado con fotos del primer ministro junto a líderes mundiales, como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, o la canciller alemana, Angela Merkel.

    Di Tillo dijo sentirse "impactado" por la carta, entre otras cosas porque no había "ningún tipo de imparcialidad respecto a su contenido". Según el expatriado, la misiva "da por hecho que la propuesta de reforma es compartida por todos", incluso cuando existe una fractura en las opiniones. Asimismo, usa un "lenguaje absolutamente publicitario", prosiguió.

    Respecto al uso de la imagen de Merkel y Obama en el texto, el italiano residente en Brasil puso de manifiesto que, más que tener un efecto convincente, "ha causado sobre todo risas". Para Di Tillo, la canciller alemana "representa una pesadilla para muchísimos italianos, más allá de su extracción política". Asimismo, manifestó que, tras los resultados de las elecciones estadounidenses, el apoyo de Obama, que en octubre expresó su posición favorable al sí, "ya no sirve para nada".

    "Como ciudadano italiano me preocupa que, durante todos los años que estuve fuera del país, no me haya llegado nunca una carta de ningún primer ministro que se preocupara de mi situación real o de los motivos por los cuales estoy aquí, de las razones por las que los italianos en el extranjero se interesan por su país pero no tienen la posibilidad o las ganas de volver", sentenció Di Tillo.

    El Comité por el 'No' también se opone a la actual ley electoral transalpina, si bien la reforma constitucional no impacta directamente sobre la misma. Según la normativa, el voto de los italianos en el extranjero no se contará en el cálculo del 'premio de mayoría', un número de escaños otorgado automáticamente a la coalición vencedora de las elecciones parlamentarias para favorecer la gobernabilidad. Tampoco podrán participar en la segunda vuelta electoral prevista por la ley.

    Además:

    Cerca de 10 heridos durante las protestas contra reforma de educación en Italia
    Renzi gana la primera votación de confianza en el Parlamento italiano
    Obama y Renzi discuten permanencia de Grecia en la zona euro
    Etiquetas:
    política, reformas, Matteo Renzi, Italia, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook