21:42 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Una bomba de racimo sin detonar (archivo)

    Los 'regalos' de la OTAN siguen matando a los serbios

    © AP Photo / Mohammed Zaatari
    Europa
    URL corto
    161538
    Síguenos en

    Las bombas de racimo que no detonaron tras los bombardeos de la OTAN siguen en Serbia, cubriendo una superficie de tres millones de metros cuadrados. Además, permaneces sin estallar unas 150 bombas aéreas. Y todavía no es todo.

    En total, unos cinco millones de metros cuadrados del territorio de Serbia se ven amenazados por las municiones y minas. Desde 1999, más de 20 millones de metros cuadrados fueron desminados, pero todavía existen zonas peligrosas, comentaron a Sputnik desde el Centro Republicano Serbio de Desminado.

    Más aquí: Lavrov califica de agresión los bombardeos de la OTAN sobre Yugoslavia

    Así, entre 2012 y 2016 cuatro zapadores murieron y otros dos resultaron gravemente heridos mientras hacían su trabajo en las montañas de Kopanoik, 'plagadas' con bombas de racimo.

    Pero el peligro real es que la mayoría —un 93%— de las víctimas del 'legado de la Alianza Atlántica' y de los conflictos de los noventa son civiles, entre ellos muchos niños.

    Las bombas de racimo sin detonar se concentran en la zona fronteriza con la región capitalina, así como en las aguas de los ríos de Danubio y Sava —los puentes fueron blancos regulares de la aviación de la OTAN—.

    Lea más: "Serbia hubiera evitado los bombardeos en 1999 de tener armas modernas"

    Imagen de televisión serbia muestra un puente sobre el Danubio que fue destruido por aviones de la OTAN en abril de 1999
    © AFP 2019 / SERBIAN TV
    Imagen de televisión serbia muestra un puente sobre el Danubio que fue destruido por aviones de la OTAN en abril de 1999

     

    Eliminar este tipo de municiones es costoso y requiere enfoques especiales en la formación de los zapadores. Debido a su construcción, no se pueden ni desactivar ni trasladar por el peligro de explosión —cualquier contacto físico puede causar la detonación—. Por tanto, se estallan de manera controlada una vez halladas.

    Los especialistas rusos desempeñan un importante papel en el proceso de desminado en Serbia, según el Centro. Entre 2008 y 2015, cientos de rescatistas y zapadores rusos ayudaron a sus colegas serbios a liberar unos 4.6 millones de metros cuadrados de las tierras serbias. Además, unas 13.000 municiones fueron halladas y eliminadas.

    Además:

    La antigua Yugoslavia, el escenario donde se miden la OTAN y Rusia
    El general de la OTAN que bombardeó Yugoslavia saca ganancias de Kosovo
    Divide y vencerás: "La OTAN pretende impedir el acercamiento de los países eslavos"
    Mineral 'curativo' serbio, envenenado por el uranio de la OTAN
    Etiquetas:
    víctimas civiles, municiones, minas, desminado, bombardeos, bombas de racimo, OTAN, Serbia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik