En directo
    Europa
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El Gobierno británico se propone aislar a los presos extremistas islamistas en "unidades especializadas" habilitadas dentro de cárceles de máxima seguridad, poniendo fin a la tradicional política de dispersión de la población penal vigente desde hace décadas.

    La medida se incluye en una serie de reformas orientada a combatir y frenar la radicalización de los reclusos en Inglaterra y Gales.

    "Prevenir que los extremistas más peligrosos radicalicen a otros prisioneros es esencial para la gestión segura de nuestras prisiones y es fundamental para proteger al público", defendió la ministra de Justicia, Elizabeth Truss.

    Al frente del ministerio desde el cambio de Gobierno precipitado por el referéndum Brexit, Truss ha aceptado ocho de las once recomendaciones recogidas en un informe sobre la situación y gestión del creciente número de presos musulmanes.

    La experiencia en cárceles de España, Francia y Holanda, que visitó el equipo investigador, ha contribuido a los cambios propuestos por el ex director de prisiones Ian Acheson.

    La fecha de la apertura de las nuevas unidades especiales y el número de reclusos calificados como islamistas peligrosos "se anunciarán a su debido tiempo", según señaló a Sputnik Nóvosti un portavoz de Justicia.

    Hay en la actualidad ocho penales de máxima seguridad en Inglaterra y se anticipa que esta distintiva categoría de presos rotará periódicamente de destino entre las secciones que se habiliten en las mismas.

    Las reformas incluyen también un mayor control de los clérigos y capellanes con acceso a presos musulmanes, la retirada de publicaciones consideradas extremistas y una mayor formación del personal de prisiones.

    La población penal que se declara musulmana se ha disparado en la última década en Inglaterra y Gales (la gestión del servicio está transferido a Escocia e Irlanda del Norte).

    De acuerdo con estadísticas oficiales, se contabilizó 7.246 en 2005, equivalente al 9.5% del total de presos.

    Una década después se registraron 12.225 reclusos musulmanes, equivalente al 14.4% del total en ambas naciones.

    Este dato se contrasta con el último censo general de 2011, en que sólo el 4.2% de mayores de 18 años se identificó como musulmán en Inglaterra y Gales. 

    Además:

    Trump declara la guerra al islamismo radical
    Etiquetas:
    cárcel, radicales, islamistas, extremistas, Elizabeth Truss, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook