En directo
    Europa
    URL corto
    Rusia responde a las sanciones de Occidente (426)
    0 201
    Síguenos en

    El volumen de las exportaciones alimentarias a Rusia ha caído unos 29% en un año y 130.000 puestos de trabajo están en peligro por la disminución de las ventas causada por el embargo introducido por Rusia como respuesta a las sanciones de Occidente, afirma Ana Rute en su artículo para Público.

    Rute destaca que las consecuencias del embargo ruso —que entró en vigor en agosto de 2014— ya son evidentes y los últimos datos solo confirman la trayectoria descendente. Según el artículo, entre abril de 2015 y marzo de 2016 las ventas de productos agroalimentarios descendieron un total de 5.500 millones de euros. El embargo ha provocado la pérdida del 1,7% de los ingresos en todo el sector agrícola en Europa.

    Antes de las sanciones, Rusia era el segundo comprador de la producción agrícola de la UE. Por lo tanto, los agricultores europeos siguen llamando al levantamiento del embargo, pero este ya ha sido prorrogado hasta agosto de 2016.

    Los productores —especialmente los que se dedican a la fruta, la leche y la cría de porcinos— son los que se han visto más afectados por la reacción de Rusia a las sanciones económicas y financieras impuestas por la UE, EEUU y otros países, detalla la periodista.

    Rute menciona sobre todo a Polonia —el mayor exportador mundial de manzanas— que produce tres millones de toneladas cada año, un tercio de las cuales eran compradas por Rusia. Tras el cierre de la frontera comercial, Polonia comenzó a exportar productos a otros países europeos, aumentando significativamente la oferta y, por lo tanto, llevando a una disminución de los precios.

    Aunque la entrada en los mercados alternativos se considera una de las posibles soluciones, según la autora tales medidas "no pueden tener efectos prácticos inmediatos" debido a que la búsqueda de nuevos clientes requiere tiempo. Además, la venta y el consumo de algunos productos podrían estar prohibidos en algunos países.

    Silva enfatiza también que el informe del Parlamento Europeo del año pasado indicó que las estimaciones de la pérdida potencial de los puestos de trabajo en el sector agrícola —el sector de la UE que se ve más afectado por la ‘guerra de sanciones' contra Rusia— se acercan a unos 130.000.

    Portugal no es ninguna excepción y también ha sufrido mucho, destaca Silva. Actualmente, Rusia ocupa el lugar número 15 en la lista de los compradores agrícolas más importantes del país y mantiene esta posición solo porque el vino y el aceite de oliva —los productos que Rusia tradicionalmente ha comprado a Portugal— no forman parte de la lista de productos prohibidos. Según los últimos datos, en 2015, las exportaciones de los productos portugueses a Rusia se redujeron en un 23% y ahora alcanzan tan solo un volumen total de 18 millones de euros.

    Tema:
    Rusia responde a las sanciones de Occidente (426)

    Además:

    La UE podría levantar parcialmente las sanciones contra Rusia a finales del año
    Los líderes del G7 advierten que las sanciones contra Rusia podrían endurecerse
    Senador francés: "La sociedad gala está cansada de las sanciones"
    Etiquetas:
    pérdida, embargo alimentario, sanciones, UE, Portugal, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook