En directo
    Europa
    URL corto
    Lucha contra el Estado Islámico (734)
    0 32
    Síguenos en

    El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, se enfrenta a una revuelta de su propio equipo de 'gobierno en la sombra' en torno a la guerra contra el Estado Islámico (EI) en Siria.

    Corbyn se opone a la propuesta del Gobierno conservador de extender al espacio aéreo sirio los ataques contra el EI, que el primer ministro David Cameron defendió como una acción en el "interés nacional" este jueves en el Parlamento de Westminster.

    En una reunión posterior al debate de cuatro horas en la Cámara de los Comunes, el 'gabinete' laborista demostró su gran fractura ideológica, con solo un puñado de miembros dispuesto a secundar la posición pacifista de su líder.

    El responsable de Exteriores, Hilary Benn, reafirmó este viernes su opinión de que Reino Unido ha de contribuir a la campaña militar internacional en Siria.

    "Hay una clara amenaza contra nuestros ciudadanos y nuestra nación… La primera responsabilidad como parlamentario es tomar las decisiones correctas para proteger la nación", declaró a la BBC.

    La probable extensión de los ataques aéreos británicos más allá del actual campo de acción en Irak ha puesto en pie de guerra al movimiento laborista.

    Benn y otros destacados diputados presionan en público para que Corbyn les garantice libertad de voto si Cameron materializa su propuesta con una moción formal en los Comunes.

    A su vez, el líder laborista pretende alcanzar una "decisión colectiva" de su equipo en un segunda reunión convocada pare el lunes 30.

    Pero Corbyn se adelantó al encuentro remitiendo una carta a cada miembro de su grupo parlamentario declarando que "el primer ministro ha sido incapaz de explicar la contribución a un acuerdo político negociado sobre la guerra civil siria del adicional bombardeo de Reino Unido o su factible impacto en la amenaza de atentados terroristas".

    "Por esta y otras razones no creo que la actual propuesta del primer ministro de ataques aéreos en Siria vaya a proteger nuestra seguridad y por tanto no puedo apoyarla", escribe el líder laborista.

    Los diputados tomarán el pulso de la opinión de la ciudadanía en sus respectivos distritos electorales a lo largo del fin de semana.

    Pero los seguidores de Corbyn, que lanzaron el colectivo Momentum tras su elección como líder, ya han entrado en acción.

    La noche del mismo jueves enviaron correos electrónicos, a los que ha tenido acceso Sputnik Nóvosti, alertando que "derrotar al terrorismo requiere una estrategia más compleja que bombardear otro país musulmán".

    Momentum incluye en su comunicación una carta de protesta para que sus seguidores la remitan con urgencia a sus representantes parlamentarios.

    La guerra contra los yihadistas en Siria pone en peligro la autoridad o, incluso, la continuidad de Corbyn al frente del Partido Laborista de Reino Unido.

    Tema:
    Lucha contra el Estado Islámico (734)

    Además:

    Reino Unido ofrece su base aérea de Chipre a Francia
    Londres envía buque al Mediterráneo para apoyar operación francesa
    Etiquetas:
    Jeremy Corbyn, Reino Unido, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik