05:29 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Parlamento de Portugal

    Portugal podría negociar un Gobierno de izquierdas liderado por los socialistas

    © AP Photo / Francisco Seco
    Europa
    URL corto
    0 10

    Los contactos entre el Partido Socialista de Portugal y las organizaciones de izquierda se han acelerado estos últimos días tras la ruptura el martes de las negociaciones entre los líderes de la formación conservadora del actual primer ministro en funciones Pedro Passos Coelho y los socialistas de Antonio Costa.

    El presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, ha de encargar la formación de un Ejecutivo tras las elecciones generales celebradas el pasado 4 de octubre.

    Lea más: Los indecisos son clave en las elecciones de Portugal

    La próxima semana, Silva se reunirá con cada una de las fuerzas parlamentarias y el miércoles o el jueves debe decidir a quién encarga el Ejecutivo.

    El presidente tendrá que escoger entre Passos Coelho, del Partido Social Demócrata y sus socios de coalición, el Centro Democrático Social-Partido Popular, que perdieron la mayoría absoluta y que cuenta con 107 escaños, o al socialista Costa que, pese a perder (86 escaños), podría aglutinar una mayoría absoluta con el Bloco de Esquerda (19 escaños) y el Partido Comunista (17 escaños).

    "El posible Gobierno de izquierdas entre socialistas, comunistas y Bloco es un golpe de Estado". denunció ayer por la noche Manuela Ferreira Leite, exministra de Finanzas del PSD en su habitual comentario de la cadena de televisión TVI24.

    La exministra, pese a seguir militando en el PSD, tiene una gran autoridad moral y en la campaña electoral se manifestó más cercana al socialista Costa que a Passos Coelho.

    Portugal se encuentra "en estado de shock", denunció la política, por las negociaciones entre las formaciones de izquierda: "Cuando las personas votaron al PS no pensaban que también votaban al PC y al Bloco; si el PS hubiera dicho en campaña que iba a coaligarse con los otros partidos de izquierda, sería legítimo lo que van a hacer, pero eso no ocurrió", dijo.

    "Están provocando un fraude electoral; estamos ante un verdadera fantochada, Costa no tiene ninguna legitimidad para ese pacto de izquierdas, no tiene mandato de los electores", denunció Ferreira Leite.

    La coalición de izquierdas podría da paso a un Gobierno antiausteridad, una política que Costa ahora no descarta, aunque ha insistido en que cumplirá con los objetivos de déficit marcados por la Unión Europea.

    Cerca de diez millones de portugueses acudieron a las urnas cinco días después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cerrara el despacho en Lisboa, desde donde han controlado la aplicación del férreo paquete de medidas de austeridad en el que han vivido tras ser rescatados hace más de cuatro años.

    En estos años, el Ejecutivo conservador de Passos Coelho eliminó 18 gobernadores civiles, el 25 por ciento de los concejos, el 40 por ciento de las empresas municipales, redujo embajadas y consulados, recortó salarios y pensiones, escuelas, juzgados y hospitales.

    El Gobierno privatizó correos, las líneas aéreas, los aeropuertos, el servicio eléctrico, los seguros, la gestión del metro y los autobuses de Oporto.

    El nivel de vida de los portugueses ha retrocedido diez años, mientras que cientos de miles han tenido que emigrar cada año.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Los socialistas portugueses admiten su derrota
    Etiquetas:
    poder ejecutivo, Partido Comunista de Portugal, Bloco de Esquerda, Partido del Centro Democrático Social-Partido Popular (CDS-PP), Partido Social Demócrata de Portugal (PSD), Fondo Monetario Internacional (FMI), Manuela Ferreira Leite, Antonio Costa, Pedro Passos Coelho, Aníbal Cavaco Silva, Portugal