En directo
    Liz Kendall, Jeremy Corbyn y Ivette Cooper durante el debate de liderazgo organizado por el periódico The Guardian

    Crece la polémica al cierre de la votación del líder laborista de Reino Unido

    © REUTERS / Peter Nicholls
    Europa
    URL corto
    0 0 0

    La votación para elegir al nuevo líder del Partido Laborista de Reino Unido se cerró este jueves en medio de crecientes polémicas sobre la organización de las primarias y el aparente viraje a la izquierda de la segunda fuerza política del país.

    Con un censo electoral en torno a los 550.000 miembros y simpatizantes laboristas —casi el triple del número de afiliados registrados antes del pasado mayo- la contienda se ha visto afectada por presuntos infiltrados de otras organizaciones políticas y protestas de genuinos votantes que no recibieron a tiempo la papeleta con el nombre de los cuatro candidatos.

    De acuerdo con los sondeos y las casas de apuestas, el único representante de la izquierda radical, Jeremy Corbyn, marcha favorito a hacerse con el liderazgo en el congreso especial que se celebra este sábado en Londres.

    Pero sus más directos rivales, los exministros Andy Burnham e Ivette Cooper, aún no han tirado la toalla y confían en ganar posiciones en un segundo o tercer recuento de las papeletas.

    Liz Campbell, de la rama 'blairista' del partido, ha dado la contienda por perdida.

    Cada voto cuenta por primera vez en estas primarias en que sindicatos y el grupo parlamentario han perdido poder de influir en la decisión final.

    Se ha impuesto el sistema de voto alternativo, con la opción de seleccionar a cada candidato en orden de preferencias.

    Si Corbyn no cosecha el 50 por ciento de votos en la primera ronda se procederá a un nuevo recuento una vez repartidas las preferencias del candidato menos votado, previsiblemente las de Campbell.

    Solo entonces se intensificará la batalla por reconducir al laborismo hacia el centro o la izquierda del espectro político británico.

    El ascenso del veterano activista, que se opone a las armas nucleares y crítica la estrategia de la OTAN, ha sorprendido a sus colegas y opositores parlamentarios.

    Solo unos veinte de los 332 diputados laboristas respaldan la opción de Corbyn, quien sin embrago cuenta con el apoyo de los dos sindicatos mayoritarios de Reino Unido.

    Adam Jogee, concejal de Haringey, un barrio londinense con agudos problemas socioeconómicos, resume a Sputnik Nóvosti el temor que se extiende en amplios sectores del laborismo ante un eventual liderazgo del popular político radical:

    "Jeremy infunde pasión, inspira y está renovando los cimientos del laborismo, pero no solo está en juego el liderazgo del partido sino quien será el próximo primer ministro, y como concejal quiero un líder que comprenda los retos reales y tenga un programa político para ganar las elecciones generales de 2020; Jeremy no está preparado para asumir esta realidad", señaló Jogee a Sputnik Nóvosti en vísperas de la crucial y divisiva elección.

    Además:

    Los laboristas eligen a Kezia Dugdale como líder del partido en Escocia
    Comienza el maratón para elegir al nuevo líder laborista británico
    Se abre el proceso para elegir al nuevo líder laborista británico
    Etiquetas:
    elecciones, Partido Laborista, Adam Jogee, Liz Campbell, Ivette Cooper, Andy Burnham, Jeremy Corbyn, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik