En directo
    Policía acompaña una familia de refugiados afganos en Rosenheim, Alemania, el 28 de julio, 2015

    Medios y políticos han alimentado el racismo en Alemania, según periodista

    © AP Photo / Matthias Schrader
    Europa
    URL corto
    Propagación de neonazismo en Europa (38)
    0 10

    Los medios de comunicación y algunos políticos han alimentado la xenofobia en Alemania, abonando el terreno para la ola de ataques racistas que están ocurriendo en el país, denuncia Maximilian Popp en un artículo de opinión publicado este martes en la edición on-line del semanario Der Spiegel.

    "Sería apropiado, a la vista de los sucesos en Alemania, que hubiera una autocrítica, tanto entre políticos como periodistas", escribe.

    Popp lamenta que medios de comunicación como el propio Der Spiegel "en los años noventa alimentaron el populismo, que hoy critican con razón, con titulares como '¿Demasiados extranjeros?'".

    "Al (semanario) Focus, el pasado fin de semana, cuando en Alemania volvían a arder asilos de refugiados y éstos temían por su vida, no la pareció nada mejor que salir con un titular contra los 'falsos refugiados'", agrega.

    Para Popp, los políticos alemanes son también responsables de esta situación.

    "Los políticos exigen a los ciudadanos solidaridad con los refugiados, pero ellos mismos participan a menudo en la construcción de tópicos racistas, que presentan a los refugiados como 'vagos' o 'criminales'", afirma.

    Tema: Problema de refugiados en la UE

    El articulista menciona como ejemplo la reciente decisión del Gobierno alemán de endurecer el derecho de asilo.

    Anteriormente, el Ministerio del Interior alemán informó que había registrado en el primer semestre de 2015 unos 173 ataques contra asilos de refugiados, tres veces más que en el mismo período del año anterior, y una cifra muy superior a la de 2012, cuando se registraron 24 ataques.

    Popp califica en su artículo a estos ataques de "terrorismo" y estima que el grado de tolerancia de los alemanes hacia ellos es alarmantemente elevado.

    "Los alemanes, que se indignan por toda suerte de injusticias en el mundo, por los islamistas en Oriente Medio y los evasores de impuestos en Grecia, aceptan impasibles estos excesos de violencia en su propio país", valora.

    El pasado fin de semana se produjo en Alemania una ola de agresiones xenófobas.

    Según el diario Neues Deutschland, la tarde del domingo un grupo de 30 personas arrojó piedras contra un futuro asilo para refugiados en el barrio de Stetzsch, en Dresde (Sajonia, este), mientras que en Freital (Sajonia, este) fue incendiado en la noche al lunes el automóvil del presidente del partido La Izquierda en el municipio, Michael Richter.

    Mientras, en Brandenburg an der Havel (Brandeburgo, este), un grupo de desconocidos intentó incendiar la vivienda de una familia de refugiados; no se registraron víctimas.

    Y el pasado viernes en Greitz (Turingia, este), cuatro refugiados sirios resultaron heridos tras ser atacados por un grupo de jóvenes que fueron posteriormente detenidos.

    A pesar del incremento de las agresiones, los sindicatos de la Policía denuncian que las fuerzas de seguridad no disponen de los recursos suficientes para hacer frente a los casos de violencia racista.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Propagación de neonazismo en Europa (38)

    Además:

    Aumenta la violencia neonazi en Alemania, alerta informe del Gobierno
    Europa: inmigración e islamismo
    La inmigración y los refugiados deben ser temas prioritarios para la UE
    Plan de UE contra migración ilegal no aporta soluciones ni estabilidad, según eurodiputada
    Etiquetas:
    racismo, refugiados, Ministerio del Interior de Alemania, Der Spiegel, Maximilian Popp, Alemania