17:48 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    Europa
    URL corto
    0 32
    Síguenos en

    Familiares, amigos y simples ciudadanos que nunca conocieron a Jean Charles de Menezes se reunieron este miércoles en la estación del metro de Londres donde el joven brasileño fue abatido a tiros por agentes de Scotland Yard el 22 de julio de 2005.

    "Mataron a un inocente y nadie ha de estar por encima de la ley, pero diez años después ningún oficial ha sido expedientado ni condenado por este crimen brutal", protestó Vivian Menezes, prima del electricista, que perdió la vida con 27 años de edad.

    Se observó un minuto de silencio a las 10.07 hora local, el momento exacto en que Menezes recibió siete tiros en la cabeza y el hombro mientras aguardaba en un vagón la salida del tren estacionado en Stockwell, en el sur de la capital británica.

    "Es muy duro rememorar de nuevo todo lo que sucedió ese día", dijo conmovido su primo Alejandro Pereira.

    Asad Rehman, de la campaña Justicia para Jean, recordó que la familia "lleva diez años buscando la verdad de cómo y por qué le asesinaron y sigue luchando para llevar ante la Justicia a los que apretaron el gatillo y también a los que dieron la orden".

    Scotland Yard difundió información falsa sobre el comportamiento de Menezes, a quien vigilaban desde primera hora de la mañana bajo la falsa asunción de que era un británico musulmán sospechoso de un intento de atentado con bomba el día anterior, dijeron.

    "Justicia es un concepto muy bonito, pero después de tantas mentiras, la gente sabe ahora que mi primo era cien por cien inocente y que no hizo nada para provocar su asesinato", exclamó Vivian.

    La concentración de esta mañana fue un memorial por Menezes, cuyo rostro sonriente está estampado en un colorido mosaico junto a la boca del metro de Stockwell, pero también fue un recordatorio de todos los casos de violencia policial injustificada.

    "Fue una muerte ilícita de la que nadie se ha responsabilizado, tampoco se ha aprendido ninguna lección porque la misma táctica sigue en vigor en la Policía Metropolitana de Londres; puede volver a ocurrir y las minorías étnicas son las que mayor riesgo corren", denunció a Sputnik Nóvosti Shahrar Ali, vicelíder del Partido Verde y posiblemente el único político británico que asistió a la conmemoración.

    Los Menezes han agotado todos los recursos legales en Reino Unido para sentar en el banquillo a los responsables de su asesinato, pero solo han obtenido un veredicto contra Scotland Yard bajo la legislación de seguridad en un espacio público, que se saldó con una multa de 175.000 libras.

    "Fue el clásico amaño británico, pero la campaña sigue adelante", confirmó a esta agencia Kevin Blowe, de Justicia para Jean.

    El caso está ahora en la Corte Europea de Derechos Humanos, que escuchó la denuncia en un pleno con unos veinte jueces el mes pasado.

    "El Tribunal de Estrasburgo debe pronunciarse sobre si el sistema británico para exigir responsabilidades a la policía es robusto, nosotros sabemos que no lo es puesto que ningún agente ha sido procesado con éxito por una muerte letal", señaló la abogada de la familia, Marcia Willis Stewart.

    El actual Gobierno conservador se propone abolir la Convención Europea en Derechos Humanos y legislar un código particular de derechos británicos en una acción condenada incluso por diputados tories.

    "La muerte a tiros de Menezes fue el principio de la crisis de los derechos humanos en Reino Unido, fue la expresión del nulo valor que el Gobierno concede a las vidas humanas de las minorías étnicas", denunció hoy a Sputnik Nóvosti Amanda Latimer, profesora de Política en la Universidad de Kingston, en el sur de Inglaterra.

    Willis Stewart espera al menos que la estrategia del Ejecutivo de David Cameron no afecte las diligencias y resolución del caso Menezes en Estrasburgo.

    "Hemos de confiar en que las decisiones políticas no tengan ninguna influencia en las resoluciones judiciales", señaló a esta agencia la reputada letrada británica.

    Además:

    Reabren en Londres caso Menezes
    Sólo una reprimenda para jefe policial del caso Menezes
    Etiquetas:
    Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, Corte Europea de Derechos Humanos, Scotland Yard, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook