En directo
    Europa
    URL corto
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)
    0 020
    Síguenos en

    El presidente de Ucrania ofreció una rueda de prensa en la que anunció sanciones contra ciudadanos y compañías de Rusia.

    El mandatario durante 90 minutos contestó a casi una treintena de preguntas.

    Poroshenko empezó su intervención explicando las principales tesis de su mensaje al Parlamento pronunciado el jueves.

    "A diferencia del mensaje que leí en noviembre pasado y que tenía carácter filosófico y estratégico, el de ayer fue un documento que plantea objetivos tácticos para el próximo año, mes e incluso semanas", aclaró.

    En esa comparecencia en el Parlamento, Poroshenko instó a los diputados acelerar las reformas en el país y cumplir este año con los requisitos técnicos necesarios para la abolición de los visados con la Unión Europea en el 2016.

    Además llamó a los legisladores a finalizar el proceso de descentralización, aprobando las enmiendas necesarias, y derogar la inmunidad parlamentaria.

    Asimismo exigió la celebración de elecciones con listas abiertas.

    Sanciones a la vuelta de la esquina

    La noticia número uno de la rueda de prensa fue el anuncio del presidente sobre las inminentes sanciones contra ciudadanos y compañías de Rusia.

    No es la primera vez que se plantea este tema en Kiev, el año pasado el Gabinete de Ministros incluso preparó sus sugerencias al respecto y las puso a disposición del "todopoderoso" Consejo de Seguridad Nacional y Defensa (SNBO, por sus siglas en ucraniano), un paso previo a la aprobación por parte del Jefe de Estado.

    Poroshenko comunicó que envió este viernes al Gabinete la lista correspondiente.

    "Preparé y ordené enviarla hoy al Gabinete (…) una lista de restricciones sociales, económicas y otras que Ucrania aplica contra Rusia", dijo el presidente.

    Precisó además que el listado incluye a las personas que representaron a sus países en el referéndum en Crimea.

    La península se separó de Ucrania y se incorporó a Rusia tras celebrar en marzo de 2014 un referéndum en el que más del 96% de los votantes avalaron esta opción.

    Kiev no reconoció ni los resultados del mismo ni la adhesión de la península.

    La reintegración de Crimea a territorio ruso fue calificada de "anexión ilegal" también por los países occidentales, y alegada como motivo por EEUU y la UE para la aprobación de varios paquetes de sanciones contra Rusia.

    Moscú defiende la legalidad de esta consulta popular diciendo que se ajusta al derecho internacional y a la Carta de la ONU.

    Donbás se queda en Ucrania

    La mayoría de las preguntas concernieron a la situación en Donbás y el cumplimiento de los acuerdos de Minsk.

    Poroshenko declaró que no iba a permitir un referéndum sobre la secesión del sureste del país.

    "Como presidente, comandante en jefe y garante de la Constitución y de la integridad territorial de Ucrania, nunca permitiré un referéndum sobre la separación de Donbás", subrayó, calificando de "provocación" este tema.

    Sin embargo, no descartó un plebiscito sobre la autonomía.

    El experto Alexéi Martínov ha catalogado esta declaración de Poroshenko como "un simple juego de palabras".

    "Si la población decide separarse, nadie podrá prohibírselo, a menos que se use la fuerza bruta, como ya ha empezado a hacerlo Poroshenko", sostuvo Martínov.

    En cuanto a los acuerdos de Minsk, el mandatario insistió en que Kiev los cumple al pie de la letra y citó como ejemplo la situación en la localidad Marinka, donde el miércoles se intensificaron las hostilidades.

    "Respetamos los acuerdos de Minsk e incluso antes de usar las armas en Marinka, informamos a la OSCE y convocamos una rueda de prensa, solo después de ello concentramos nuestro armamento en Marinka", afirmó.

    Poroshenko anunció también la intención de debatir con su homólogo estadounidense Barack Obama y la canciller alemana Angela Merkel la agenda de la próxima cumbre del G7, uno de sus temas clave podría ser precisamente la situación en Ucrania.

    Además el presidente ucraniano prometió hacer lo posible para acelerar el proceso del envío de pacificadores de la ONU a Donbás.

    En marzo las autoridades ucranianas sugirieron desplegar una misión de paz en el sureste del país con el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU.

    En opinión de Martínov, esta propuesta puede ser debatida en la reunión que ha convocada para este viernes el Consejo de Seguridad de la ONU.

    "Si esta iniciativa prospera, será una operación similar a la llevada a cabo en Yugoslavia y todos recordamos cómo terminó esa misión", advirtió el experto.

    El este de Ucrania atraviesa un conflicto armado que, según los últimos datos de la ONU, causó más de 6.400 muertos y unos 15.900 heridos desde abril de 2014.

    Aunque los acuerdos, logrados en Minsk el 12 de febrero, han permitido frenar los combates a gran escala, replegar las armas pesadas de la línea del frente y crear una zona de seguridad en el este de Ucrania, los observadores de la OSCE detectan violaciones periódicas del armisticio, de las que se acusan mutuamente al Gobierno de Kiev y las milicias.

    "Un nivel de libertad sin precedentes" 

    Poroshenko comenzó la conversación con los periodistas felicitándoles por el Día del Periodista que se conmemora el 6 de junio en Ucrania.

    "Lo más importante es que los periodistas trabajan a día de hoy en absoluta libertad de expresión, una libertad sin precedentes para un país en guerra, una libertad de expresión que antes no había en el país", aseguró el presidente.

    Al mismo tiempo, en la rueda de prensa de Poroshenko no se oyeron preguntas de los periodistas rusos y es que las autoridades ucranianas anularon la acreditación a la mayoría de los medios de comunicación de Rusia.

    En su disertación sobre la libertad el presidente apoyó la marcha del Orgullo Gay que se planea celebrar en Kiev, un acto que los radicales del grupo Pravi Sektor llamaron a suspender para "evitar problemas".

    Tema:
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)

    Además:

    Kiev promete garantizar la seguridad del desfile gay
    Etiquetas:
    sanciones, Alexéi Martínov, Petró Poroshenko, Rusia, Ucrania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook