En directo
    Europa
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Cuatro diputados laboristas británicos han confirmado su candidatura para liderar el partido, tras la humillante derrota electoral que provocó la dimisión de Ed Miliband el pasado viernes.

    La victoria contra todos los pronósticos de los conservadores de David Cameron, que gobiernan en solitario desde el 8 de mayo, ha hundido a la segunda formación de Reino Unido en una crisis de confianza e identidad.

    El revalidado primer ministro se promociona ahora como el "gobierno de los trabajadores", etiqueta fundacional del laborismo desde su entrada en Westminster en 1900.

    Por otro lado, los laboristas se resienten del emergente Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), que les arrebató apoyos entre la población más desfavorecida del norte de Inglaterra con su campaña contra la inmigración, particularmente la procedente de la Unión Europa.

    Jon Trickett, diputado laborista que retuvo su escaño con un repunte de votos en un distrito de herencia minera de Yorkshire, en el norte inglés, advirtió este jueves a los candidatos al liderazgo de la urgencia en ganar de nuevo el apoyo de la clase obrera.

    "La verdad es que el Partido laborista ha recuperado votantes de la clase media, pero ha sufrido un declive catastrófico entre votantes de la clase trabajadora", sostiene Trickett después de analizar los resultados de los tres últimos comicios generales.

    El groso de votantes de este sector social perdidos por el laborismo —de un total de cinco millones desde 2005, de acuerdo con el mismo diputado- se decantó por el UKIP en las recientes generales, según confirman las estadísticas.

    La formación de Nigel Farage solo obtuvo un parlamentario, pero atrajo el 12,6% de votos a nivel nacional y en torno al 17% en distritos ingleses de fuerte arraigo laborista.

    El retroceso del grupo de Miliband en Inglaterra se trasformó en una colosal derrota en Escocia, donde perdió 40 diputados en favor de los independentistas del SNP.

    La junta ejecutiva laborista decidió esta semana alargar durante cuatro meses el periodo de reflexión sobre la dirección que debe emprender el partido.

    El próximo líder se elegirá por un nuevo sistema que anula el decisivo peso que los sindicatos han tenido hasta la fecha con su voto en bloque.

    En las primarias solo contarán los votos de cada afiliado al partido —unos 230.000 desde la derrota electoral- y su decisión colectiva se anunciará en un congreso extraordinario el próximo 12 de setiembre.

    Además:

    Los conservadores aumentan su ventaja ante los laboristas en las elecciones británicas
    David Cameron revalida su escaño en el parlamento británico
    Un segundo sondeo rebaja la victoria de los conservadores británicos
    Etiquetas:
    UKIP, Jon Trickett, Nigel Farage, David Cameron, Ed Miliband, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook